Jefferson Lerma: "Tengo fe en que estaré en Rusia 2018"

SELECCIÓN COLOMBIA

Jefferson Lerma: "Tengo fe en que estaré en Rusia 2018"

Jefferson Lerma con su familia en el Valle del Cauca

Héctor Fabio Gruesso

DIARIO AS

El volante del Levante atendió a AS en su pueblo, El Cerrito, Valle del Cauca. "Sigue así y verás que vendrás al Madrid", le dijo Florentino Pérez.

Cali

Soñar, es la frase que siempre ha repetido desde que inició a infundir respeto en la cancha del parque recreacional de su barrio, El Cincuentenario, en El Cerrito, municipio de concentración cultural y turística, por estar próximo a la Hacienda El Paraíso. Le decían y lo continúan apodando ‘Makelele’, en semejanza al mediocampista de nacionalidad francesa y quien integró entre otros, el Real Madrid.

Jefferson Andrés Lerma Solís (25 de octubre de 1994), adoptó por principio, no brindarles ni una dosis de concesión a sus rivales. “Lo de ‘Makelele’, es porque pegaba un poquito (risas) aunque todavía lo hago. En ese entonces, cuando me enojaba, me tenían más respeto, los rivales no esperaban a que yo llegara a donde estaban ellos, la tocaban rápido. Recuerdo que cuando hice pareja con Didier Moreno, en el mediocampo del Huila, nos decían que éramos unos cables pelados, que no nos podíamos tocar, porque hacíamos corto circuito (risas)”.

Del peladero del pueblo, a las canchas en las que se juega en el fútbol colombiano, y con un salto largo a la Liga de España. Todo a un ritmo vertiginoso. Recuerda que hace poco, anduvo en busca de una oportunidad en el Once Caldas, Deportivo Pasto y el entonces Dépor del Ascenso, donde, "me ilusionaron. Cuando llegué, la realidad fue otra. Eso me fortaleció y pude continuar luchando por mis sueños. Seguí entrenando con Semilleros y otras veces me iba a entrenar con mis amigos o con un tío".

Su mayoría de edad, coincidió con su debut en la categoría profesional (marzo de 2013), con el Atlético Huila. Cerca de un año después, se hizo memorable, al anotar el gol mil en la historia del equipo ‘Opita’. Ya suma en su palmarés, su participación en los Juegos Olímpicos Río 2016 con la Selección Colombia, y el ascenso a la primera categoría de España con el Levante (2016/2017). Ya ha chocado con varios de los más connotados futbolistas del planeta, y hasta recibió elogios y un mensaje de expectativa del presidente del Real Madrid.

"Jugué cerca de 25 minutos contra el Madrid, cuando salí, me crucé con el presidente del Levante, un grupo de dirigentes del equipo, y Florentino Pérez. Él me saludó y me dijo, ‘felicitaciones, juegas muy bien y corres mucho’, le di las gracias y le comenté, ‘tráeme al Madrid’, entonces, él me respondió, ‘sigue así y verás que vendrás’. Yo lo miré, sonreí y le dije, ‘vale’. Independientemente de eso, sigo soñando. Sigo siendo un niño. Antes soñaba con ser un jugador profesional. Ya he logrado mucho de lo que tenía en mi proyecto de vida, y ahora sueño con llegar a los clubes grandes".

Lerma, Jey o Makelele, como lo llaman en El Cerrito, está provisto del carácter de un experimentado, de la disciplina de un luchador y de la humildad que le inculcaron en su hogar; su madre, tíos y sus abuelos, en especial Lorenzo Solís. "Tengo tres hermanos más y nunca viví con mi padre", sostiene con la misma sencillez de sus inicios. "Sigue siendo el mismo", le reconocen los vecinos, y Lerma comenta con orgullo: “soy un ejemplo de superación para los niños; ellos mantienen muy pendientes de mí. También me pasó en España. Ahora con esa duda que había de si me iba o me quedaba, se me acercaron varios niños y me decían que no me fuera, que me querían mucho. Incluso, la hija de mi representante, le dijo al papá que no me vendiera (risas)”.

Empedernido soñador. Mientras descansa en su casa de crianza, a la espera de sumarse a trabajos con la Selección Colombia, concentra sus pensamientos en que no será uno de los 12 jugadores que saldrán del grupo preseleccionado para viajar al Mundial. “Vi la lista de los 35 convocados en el Instagram de Bernardo Espinosa, me sonreí, me puse muy contento. Tengo fe en que estaré en Rusia. En los partidos que jugué, dejé muy buenas sensaciones, he aprovechado la oportunidad al máximo y todo lo dejo en las manos de Dios”, concluyó.

0 Comentarios

Normas Mostrar