La evolución de juego de Colombia con Pékerman 

Aniversario Pékerman

La evolución de juego de Colombia con Pékerman 

José Pékerman ha utilizado tres módulos de juego en sus 6 años

LUIS ACOSTA

AFP

Pékerman ha utilizado en sus 6 años tres módulos de juego, el 4-4-2, el 4-2-3-1  y en dos partidos el 4-3-3 con los que clasificó a dos mundiales y alcanzó el tercer lugar en Copa América. 

La Selección Colombia bajo la dirección de José Pékerman logró evolucionar su juego a la élite de selecciones. Las individualidades y el proceso de seis años hicieron que la Selección juegue en varias versiones cumpliendo con los objetivos. Con el entrenador argentino, Colombia logró la clasificación al Mundial Brasil 2014, luego de 16 años. Después llegó la clasificación a Rusia en donde mostramos un juego efectivo y vertical. Con menos posesión pero más efectividad en ataque.

En los primeros años de José Pékerman con la Selección Colombia el juego que mostró fue vistoso ante el mundo tras una gran Copa del Mundo en donde tuvo que cambiar el módulo de juego y poner un solo ‘9’ y un mediapunta como James con llegada al área. La prensa inglesa tras la eliminación de su Selección en fase de grupos mostró apoyo y elogió el juego de la Selección Colombia en donde la tenencia, la búsqueda de espacios y la calidad de algunas individualidades enamoraron en Brasil 2014. Los dirigidos por Pékerman fueron la tercera Selección que mejor fútbol mostró.

En la era Pékerman, el entrenador argentino solo ha utilizado dos módulos de juego, con excepción de los partidos con Argentina en la Copa América de Chile en donde metió una línea de 5 en la línea de volantes y el partido ante Brasil y Paraguay en Eliminatoria a Rusia en el que jugamos con tres volantes en la primera línea.

El 4-4-2 que brilló en Eliminatorias a Brasil

El módulo con el que mejor jugó Colombia fue el 4-4-2. José Pékerman siempre ha dicho que más que los módulos de juego es poder lograr el equilibrio en defensa y ataque y con ese esquema lo logró. La Selección era fuerte en defensa, en el medio recuperaba y presionaba con la tenencia de balón y las bandas eran explotadas para que los delanteros definieran en el área. El segundo delantero siempre ayudó armar la jugada o a buscar asociaciones con los volantes.

En el último partido de la Eliminatoria a Rusia, Pékerman volvió al 4-4-2 poniendo un segundo delantero para que ayude en ataque, aguante y de asistencias al '9'.

El 4-2-3-1 que brilló en el Mundial 2014

Con la ausencia de Falcao, figura en las Eliminatorias a Brasil, Pékerman se tuvo que plantear la idea de formar otro esquema de juego para la Selección Colombia. Por eso llegó el 4-2-3-1 en donde James era el mediapunta dando asistencias a Teo que jugaba de ‘9’, pero ayudando desde atrás. En defensa, Colombia era fuerte, el liderazgo de Yepes los ordenaba. En el medio en la primera línea estaban el 5 y el 8, un recuperador como Carlos Sánchez y un creador de juego como Abel Aguilar que arrancaba por el medio. Al que más le benefició este esquema fue James Rodríguez quien jugaba libre en el medio siendo el socio de todos y llegando al área.

La seguridad del 4-3-3 ante Brasil y Paraguay

Ante Brasil en Manaos por la Eliminatoria a Rusia, Pékerman sorprendió con tres volantes en la primera línea, el DT argentino lo hacía para tener un equipo más corto y con más seguridad ante la calidad de Neymar, Marcelo y Dani Alves por las bandas.

Ante Paraguay en la victoria 1-0 en Asunción también lo hizo. Colombia logró recuperar el balón rápido y cerrar los pocos espacios que tenían los jugadores paraguayos. La recuperación y la entrega rápida fueron esenciales para llevarse el partido.

0 Comentarios

Normas Mostrar