Ibargüen se adapta a Racing y dice estar listo para ser titular

Colombianos por el mundo

Ibargüen se adapta a Racing y dice estar listo para ser titular

Andrés Ibargüen

Facebook Racing

El extremo colombiano cree que su etapa de reconmiento del fútbol argentino y del club ya está superada y ahora busca ser protagonista. Sería titular ante Libertad en Sudamericana.

En entrevista con el Diario Olé, Andrés Ibargüen habló sobre la importancia de su gol ante Tigre. El colombiano aseguró que eso le dará más confianza a él, al equipo, al técnico y a los hinchas, quienes esperan más del fichaje más caro en la historia de Racing.

El ex Atlético Nacional podría ser titular, este martes, ante Libertad por los cuartos de final de la Copa Sudamericana. 

El gol a Tigre: "Fue una alegría inmensa. De pronto, mostré por qué vine a Racing. Día a día, Dios mediante, las cosas me van a salir mejor. Voy a desarrollar un mejor juego, puedo aportarle mi granito de arena al grupo. Para eso llegué. Fue muy lindo convertir, sabía que iba a llegar mi momento. Y bueno, por eso grité el gol de esa manera porque venía de un momento difícil. Fue un desahogo. Ese gol me dará más credibilidad"

La etapa más difícil en Racing: Que soy un jugador que valió 4.000.000 de dólares, que no estaba jugando, que esto, que lo otro... Siempre hay que trabajar, esperar la oportunidad y saber aprovecharla.

Ser el fichaje más caro en la historia del club: "Estoy tranquilo, yo vine a jugar fútbol. Cuando llegué a Nacional de Medellín (procedente del Deportes Tolima), fui la transferencia más cara de la historia entre clubes de Colombia. También fue difícil. En ese momento pasé a un equipo que venía de ser campeón. Y acá vine a un grande como Racing, con una hinchada que siempre está esperando lo mejor de cada jugador. Hay mucha expectativa. Yo siempre quiero ser titular. El que no quiera, es porque perdió el hambre y debe dejar el fútbol. En mi carrera ya me había tocado primero esperar y después ser importante para el equipo.

La adaptación a Argentina: "Lo más difícil para mí fue el clima. Un poco duro al principio porque vengo de un país tropical, donde casi siempre hay sol y calor. Acá me costaba cuando había ocho o 10 grados. Era difícil empezar el calentamiento y los entrenos. Con el paso de los días el cuerpo se adaptó. Tampoco fue bueno estar alejado de la familia".

Su actualidad: "Mi familia vive acá. Estamos organizados. Estoy contento de que estén conmigo. Siempre quieren verme adentro del campo, me apoyan al igual que mis amigos. Me guían, me dan el golpe anímico que es muy importante. Fueron a verme a la cancha contra Tigre: mi esposa, ni niña (un año y medio) y mi primo. Se emocionaron con mi gol. Tengo que seguir trabajando para darles alegrías a quienes confiaron en mí. A los que no, demostrarles a qué vine".

Lisandro Lopéz, su gran aliado: "Cuando me veía impaciente, me aconsejaba que fuera paciente, que ya llegaría mi oportunidad, que es un período de conocimiento y que ya me van a dar más el balón. Me dijo que creían en mí, que no tenía que demostrarle nada a nadie. Me contó que saben que tengo muy buenas condiciones".

Su rol en el equipo: "Si ellos saben que los puedo ayudar en momentos difíciles, van a tener más confianza en mí. Estarán más tranquilos, te aguantarán más, te darán más el balón, habrá más confianza... Es algo normal. Cuando pierdo el balón, cuento con el respaldo para recuperarlo. Y cuando lo tenga, tendré que ser inteligente, lastimar al contrario y no perderlo fácilmente para que el equipo tenga un respiro. Tiene que ser un equipo compacto".

0 Comentarios

Normas Mostrar