Estás leyendo

Posso: El agente que llevó a Carlos Sánchez a la Selección

Fútbol

Posso: El agente que llevó a Carlos Sánchez a la Selección

Posso: El agente que llevó a Carlos Sánchez a la Selección

Colprensa.

Los panameños, permitieron su ingreso al mercado colombiano. Tuvo a Mario Yepes en una segunda división en EE.UU. Le contó a AS detalles de los futbolistas que ha promovido.

Cali

Luis Felipe Posso, se esforzó como muchos de sus paisanos en Buenaventura, por consolidarse como un buen futbolista. No obstante, su ilusión estuvo distante de la realidad. Terminó admitiendo sus limitaciones como marcador de punta. “No era bueno, pero corría más que cualquiera”. Entonces, replanteó su vocación. “Empecé a entrenar atletismo en Cali, y un año después, ya estaba representando al Valle”, rememora el hoy consolidado representante de atletas y futbolistas.

Pero Posso, además de traspirar por las pistas atléticas, respiraba emprendimiento, liderazgo. A los 21 años emigró a los Estados Unidos. Luego se convirtió en el traductor de los atletas latinos, y en la actualidad, su empresa Posso Sport, promueve las grandes maratones de México, de Lima, Sidney, Japón… “casi todos los fines de semana en diferentes partes del mundo”.

Mucho más mediático es su ejercicio en el fútbol, que quiso iniciar en Colombia, pero hizo su despegue en Estados Unidos. “Quería representar futbolistas. Fui a los equipos de Cali y de Medellín y nadie me paró bolas, entonces, compré un equipo en la segunda división de Estados Unidos: Ciclones Tampa Bay. En ese equipo jugó Mario Alberto Yepes, en 1995”, revela.

Posso es natural de Buenaventura, de madre panameña y padre chocoano; criado en el Chocó; permanece en Cali y reside en los Estados Unidos. “Chocó era un paraíso, la gente vivía del mar y de la tierra, no había que comprar nada. La gente dormía con las puertas abiertas. En Juradó y en Quibdó, todo mundo conocía al ladrón del pueblo. Tuve un entrenador de fútbol, que todos sabían que era carterista, pero él no les robaba a los del pueblo sino a los de afuera”, cuenta entre risas.

Hace un poco menos de ocho días, junto a su socio en Europa, el danés Soren Lerby, mediaron en el traspaso del lateral Luis Manuel Orejuela, del Deportivo Cali al Ajax de Holanda. Son muchas más las sonadas negociaciones de colombianos al exterior que Posso ha realizado, la mayoría, brotados de su club de fútbol Ciclones, que inició en Cartagena y tiene su matriz en Cali.

Yepes en el fútbol de Estados Unidos: “Hicimos un convenio con la Escuela Sarmiento Lora, enviaron tres jugadores y el técnico dejó solo a uno, Oswaldo Ortiz. Perdimos los tres primeros partidos y le dije al ‘profe’ que yo había visto otros tres jugadores en la Sarmiento, uno de ellos era Mario Yepes, el otro era Riquelme Caicedo. Cuando llegaron, ganamos 17 partidos seguidos. Luego, Yepes volvió a Colombia, a jugar con el Cortuluá”.

Ciclones: “Inicié a patrocinar Ciclones en 1996. Iniciamos con Ciclones Cartagena, luego Ciclones Quibdó, Ciclones Medellín, que era el club deportivo Alexis García, y empezaron a llegar jugadores a diferentes equipos de Colombia. Ya no estamos en Medellín, estamos en Cali y traemos los mejores jugadores del país. Tenemos jugadores desde el 2003 hasta el 97”.

Jugadores surgidos de Ciclones: “Juan Pablo Pino, Carlos Sánchez, Carlos Bejarano, Cristian Marrugo, Ricardo Laborde, Guillermo Celis, Wilmar Barrios, Deivy Balanta, Jair Mosquera, Dáger Palacios, Dawling Leudo, Yesus Cabrera, Jhonny Cano, Carlos Polo. Járol Martínez, Camilo Pérez, Darwin Andrade; Flabio Córdoba, Daley Mena… Hemos promovido más jugadores que cualquier equipo profesional, y también los hemos internacionalizado”.

Los panameños le abrieron las puertas de Colombia: “Llegue con un grupo de panameños al Envigado: Felipe Baloy, Blas Pérez y Gabriel Gómez. Eso me abrió la puerta en Colombia. Luego traje a Román Torres, Nelson Barahona, Amílcar Henríquez (fallecido)…”

Pino, el dinero y la fama lo marearon: “Fue en su momento el mejor jugador de Colombia… ambidiestro, con enorme técnica en velocidad. Cuando estaba en el Mónaco, ganó mucha más plata que varios de los grandes futbolistas colombianos del momento. Fue transferido en 5,5 millones de euros. Era muy joven para tanto dinero y tanta fama, tenía solo 19 años. Ahora está en Indonesia”

Carlos Sánchez, de desconocido en Colombia, a inamovible en la tricolor: “A los 14 años lo llevamos a la escuela de Alexis García, a los 16, al Danubio, luego a River Plate de Uruguay, y después a Francia. Siempre asumimos todos sus costos… Cuando Jorge Luis Pinto estaba de técnico de la Selección Colombia (2007), se conoció que necesitaba un mediocampista de marca. Llamé a ‘Cheché’ Hernández, que era el asistente técnico, le dije que tenía un jugador en Uruguay. Les enseñé videos de los últimos tres partidos. Luego llamaron al profesor Comesaña y dijo que era el mejor en la posición en Uruguay. Cuando eso pasó, el jugador ya estaba vendido a Francia (Valenciennes), aunque algunos dicen que lo pusieron en la Selección para venderlo, ese negocio lo hicimos en marzo, y solo se anunció hasta junio”.

La prueba de Sánchez en la Selección: “Celina Sierra (secretaria general de la Federación) me llama y me dice que el presidente de la Federación le había dicho que yo tenía un jugador para probar, y que solo lo podíamos hacer si yo pagaba el pasaje y la estadía. Yo pagué el pasaje y el hotel en Bogotá. Luego lo llevaron a un partido en Panamá, Colombia ganó 3-0, Carlos Sánchez fue figura, sin que se supiera quién era, y se ha mantenido desde esa fecha hasta hoy en la Selección”.

0 Comentarios

Normas Mostrar