Estás leyendo

La importancia de Bocanegra, Mateus y Rodin para remontar

Final Cali - Nacional

La importancia de Bocanegra, Mateus y Rodin para remontar

La importancia de Bocanegra, Mateus y Rodin para remontar

Colprensa

Nacional deberá remontar el 2-0 ante Cali para ganar el título. Tener juntos a Bocanegra, Uribe, Quiñones, Dayro y Macnelly en sus posiciones naturales será un aliado para lograrlo.

Frente a Estudiantes de La Plata por la Copa Libertadores el verde jugó su mejor partido del semestre. Goleó 4-1 en el Atanasio Girardot con una gran expresión de juego asociado por la banda derecha, el medio campo y el ataque.

El técnico Reinaldo Rueda elogió la exhibición de poderío colectivo ante los argentinos. “Se vio ese equipo colectivo, solidario, agresivo. Tomamos confianza y vino la fluidez y lo que queríamos ver en Atlético Nacional”, sintetizó.

La explicación de esa victoria pasa por el rendimiento de Daniel Bocanegra, Rodin Quiñones, Macnelly Torres, Mateus Uribe, Andrés Ibargüen y Dayro Moreno que en sus posiciones naturales acercaron a Nacional a la versión con la que se hizo dueño de América.

Para la segunda final en Medellín, Bocanegra y Rodin están duda por lesiones, aunque desde el club anuncian que llegarían con lo justo. Si no lo hacen, Uribe debería volver a jugar como lateral como lo hizo en el primer partido en Cali, donde pierde influencia en ataque y altera además esa concepción ofensiva que alabó Rueda y de la que necesita para hacer los goles de la remontada.

Explosivo por la derecha

Contra Estudiantes el DT puso a Bocanegra como lateral derecho, a Quiñones como extremo por esa banda; a Mateus como un volante más cerca de Macnelly con llegada al área y respaldo en marca; a Dayro como atacante por el centro y a Andrés como extremo por la izquierda.

El verde fue una máquina. La conexión entre Bocanegra y el juvenil Quiñones, abrió el campo por esa banda. Con ellos dos por ese costado, Uribe se ubicó en la zona en que es más influyente para desarrollar su juego interior. Cerca de Macnelly, otro de los beneficiados porque además con dos extremos bien definidos, hubo más líneas de pase.

Basta revisar el resumen de ese 4-1 para comprenderlo mejor. Mateus se sumó al ataque con gol de media distancia; Moreno anotó como un killer del área y se activó en el modo colectivo con diagonales hacia afuera con las que alargó la goleada.

“Esa función de Rodin y de Ibargüen nos brindaron esa amplitud de campo, los espacios y tuvimos la oportunidad de desequilibrar con Dayro y Mateus”, detalló Reinaldo.

¿Podrá repetir contra el Cali?

Repetir esa formación y distribución para la final del domingo le daría mucho poder a Nacional. La banda izquierda que defiende Jeison Angulo es frágil en el Cali. En el clásico de la semifinal, América pasó fácil por ahí y exigió al portero Pablo Mina. Con Dayro de nueve y Uribe apoyando, el riesgo de gol aumenta.

El equipo vallecaucano tampoco tendrá a Luis Manuel Orejuela por la derecha (estarían Danny Rosero o John Lucumí). Además de perder la buena salida del canterano, deja un espacio amplio para que Ibargüen haga daño con su velocidad y diagonales.

Contar con Bocanegra y Rodin para ese partido en sus posiciones por la derecha favorecerá al más veces campeón para hacer rendir al mediocampo. Deberá acompañarlo con la actitud y rebeldía que dejó de lado en Palmaseca. Esa ecuación lo deja  más cerca de la remontada.

0 Comentarios

Normas Mostrar