presentado por
Competición
  • Europa League

Los pecados de Russo en los 5 juegos sin ganar de Millonarios

MILLONARIOS

Los pecados de Russo en los 5 juegos sin ganar de Millonarios

Millonarios, de Miguel Ángel Russo, y los cinco pecados que ha cometido el equipo en los cinco partidos que lleva sin ganar en la Liga Águila 2017-I

Diego Pineda

Colprensa

Después de un buen inicio con cinco triunfos seguidos, Millos vive el peor momento del semestre con cinco fechas sin ganar. ¿Qué responsabilidad tiene el DT?

Bogotá

"Me voy más que conforme con el rendimiento. De los juegos de visitante, este es en el que más ha rendido el equipo". Esas fueron las palabras de Miguel Ángel Russo luego de la derrota 2-1 frente al Deportivo Pasto, la tercera consecutiva para Millonarios en el campeonato.

Las declaraciones del argentino no fueron bien recibidas por un sector de la hinchada, que no solo considera que el equipo jugó mal en el estadio Libertad, sino que cuestiona la falta de autocrítica del entrenador en la rueda de prensa.

Hoy Millonarios vive el momento más difícil del semestre por los cinco partidos sin victorias y la salida del grupo de los ocho. Eso ha generado preocupación e incertidumbre en la afición que ha criticado el nivel de varios jugadores pero también las decisiones del DT. La pregunta es: ¿Qué tanta responsabilidad tiene Russo en esa ausencia de resultados? Aquí revelamos algunos de sus pecados:

1. UNA ROTACIÓN QUE SALIÓ CARA

El 25 de marzo Millonarios disputó el clásico aplazado contra Santa Fe. Ese día perdió 2-1, pero jugó bien. Comenzó ganando con gol de Cadavid y El Rojo lo superó porque mejoró en el segundo tiempo. La hinchada, pese a la derrota, quedó tranquila. El miércoles siguiente el equipo viajó a Barranquilla para encarar el partido pendiente frente a Junior, y el técnico hizo cuatro modificaciones en la formación, cambiando el tridente ofensivo Eliser-Mosquera-Del Valle que le había dado resultado. Millos empató 1-1 en el Metropolitano, pero mostró un deterioro en su funcionamiento. Esa misma nómina perdió, jugando mal, el encuentro siguiente ante Alianza Petrolera.   

2. TODO EL MUNDO SABE A QUÉ JUEGA MILLONARIOS

Amplitud, desborde, salida por los costados, juego largo, transiciones rápidas. Esos fueron los conceptos que aplicó Millonarios para ganar cinco partidos seguidos como local (Tolima, Bucaramanga, Equidad, América y Santa Fe). Sin embargo, hoy los rivales y los entrenadores ya saben cómo jugarles a los azules y, sobre todo, cómo ganarles. Lo hizo Alianza Petrolera y lo acaba de hacer Deportivo Pasto, tanto así que el entrenador Flabio Torres comentó: "Sabíamos que nos iban a atacar con rapidez por las bandas y por eso hicimos juego de posesión. Ellos tienen laterales (Palacios y Machado) que salen mucho. Es una fortaleza para ellos, pero eso les genera riesgos en defensa". Hay que cambiar la fórmula.

3. OLVIDÓ EL JUEGO INTERIOR Y A LOS JUGADORES QUE LO PUEDEN DAR

Este punto es la continuación del anterior. El problema de Russo, que a principio de temporada había reconocido la falta de "juego interior", es que debido a esa ausencia de asociación, colectividad e ideas en la mitad de la cancha, su equipo se ha vuelto predecible, monótono y repetitivo. Todo lo quiere resolver por las bandas, con verticalidad y vértigo y sin pausa ni posesión. El Millonarios de hoy carece de ese jugador que piense, conduzca y distribuya. Y aquí aparece el otro pecado del entrenador, pues en nómina tiene a cuatro potenciales armadores: Óscar Barreto (solo 30 minutos -en Copa Libertadores-), Alexis Zapata (solo 121 minutos en cancha), David Silva (221 minutos) y Jacobo Koufatti (237 minutos). Ninguno de ellos ha tenido continuidad. 

4. EL TEMA DÚVIER RIASCOS Y AYRON DEL VALLE

Es cierto: Millonarios ganó dos partidos con ellos en la cancha (3-0 al América y 3-0 a Santa Fe). Sin embargo, en los últimos partidos se les ha visto incómodos en el frente de ataque: a Ayron (dos goles en el año) no le llega la pelota y a Dúvier (tres goles en 2017) lo están poniendo como mediapunta y arrancando desde atrás, cuando su zona de influencia está unos metros más adelante. Si Russo pretender cambiarle la cara al funcionamiento ofensivo de su equipo, debe tomar una decisión: elegir a uno de los dos (Riascos o Del Valle) para seguir jugando con el 2-3-1 (con un volante conductor natural por detrás del 9) o cambiar al módulo 2-2-2 para incluir a los dos delanteros.

5. LA FALTA DE REACCIÓN DESDE EL BANCO CON LOS CAMBIOS

Los buenos técnicos se conocen en el entrenamiento de sus equipos en la semana, en la elección de la nómina y en el planteamiento de los partidos, pero también en el 'replanteamiento' de los mismos con el cambio de estrategia y de nombres. La realidad es que, en los cinco partidos que lleva Millonarios sin ganar, Russo no solo ha movido tarde el banco (solo una variante arrancando el segundo tiempo), sino que lo ha movido mal.

DERROTA 2-1 CONTRA SANTA FE

Primer cambio (minuto 51): Anier Figueroa por Cadavid (obligado por lesión)
Segundo cambio (minuto 66): Maxi Núñez por Hárold Mosquera
Tercer cambio (minuto 75): Juan G. Domínguez por Riascos 

EMPATE 1-1 FRENTE A JUNIOR

Primer cambio (minuto 62): Eliser Quiñones por Alexis Zapata
Segundo cambio (minuto 68): Ayron del Valle por David Riascos
Tercer cambio (minuto 76): Hárrison Henao por Silva

DERROTA 2-0 ANTE ALIANZA PETROLERA

Primer cambio (minuto 45): Eliser Quiñones por Alexis Zapata
Segundo cambio (minuto 58): Ayron del Valle por David Silva
Tercer cambio (minuto 72): Maxi Núñez por Hárold Mosquera 

DERROTA 1-0 CONTRA NACIONAL

Primer cambio (minuto 74): Maxi Núñez por Quiñones
Segundo cambio (minuto 76): Cristian Arango por Del Valle
Tercer cambio (minuto 86): David Silva por Hárold Mosquera

DERROTA 2-0 CONTRA EL PASTO

Primer cambio: Maxi Núñez por Hárold Mosquera (minuto 58)
Segundo cambio: Juan G. Domínguez por Duque (minuto 66)
Tercer cambio: Jacobo Koufatti por Quiñones (minuto 73) 

0 Comentarios

Normas Mostrar