REAL MADRID

El Manchester City estaría preparando una oferta por Isco

Prepara su oferta a la espera de acontecimientos. El Manchester City ya intentó fichar al malagueño en 2012 y en 2013, pero fracasó.

El lento tiempo de cocción de la renovación de Isco ha llamado la atención de otros clubes. El principal interesado, es el City de Guardiola, que le ha hecho llegar el interés y está muy pendiente de cómo evoluciona el asunto para enredar e intentar llevarse al futbolista a Manchester. Sabe Guardiola que el jugador esperará hasta junio y será entonces cuando intente seducirle con un plan deportivo a su medida, como ya hizo para adelantarse a Madrid y Barcelona en el fichaje del delantero brasileño Gabriel Jesús.

La predilección del City por Isco viene de lejos. El club de Manchester llegó a un acuerdo con el jugador en dos ocasiones pese a que el traspaso nunca llegó a producirse. La primera fue en el verano de 2012. Por aquel entonces acordaron con los agentes del jugador pagar la cláusula que tenía en el Málaga (22 millones) y dejarle esa temporada cedido en el club blanquiazul. Aquella operación no llegó a fructificar. El jugador y su entorno dejaron de contar con sus agentes, renovaron con el Málaga y así llegaron al verano de 2013. En esa época alcanzaron su segundo acuerdo con el City. Fue un acuerdo verbal que se rompió cuando Florentino llamó a la puerta del jugador.

La historia ya la conocen. Fichó por 30 millones y firmó un contrato hasta 2018. Un contrato que ahora duda en ampliar y saltan a escena los mismos protagonistas. Isco, como entonces, prefiere el Madrid. Pero no renovará a ciegas. Como informó este periódico, su intención es esperar hasta el final de temporada para ver lo que juega y su papel en el equipo de Zidane antes de tomar una decisión definitiva. Si no se llegase a un acuerdo al final de temporada, empezarían los problemas para el Madrid.

Situación. En caso de que Isco dijese no a la renovación en junio, al Madrid le quedaría la opción de venderle ese mismo verano o intentar seguir negociando y arriesgarse a perderle libre el 30 de junio de 2018. El City permanece muy atento a las dos situaciones.

En el primer caso saben que el traspaso les saldría barato y, en la segunda opción, totalmente gratis. Guardiola está al acecho y tiene tiempo para esperar porque su nuevo proyecto en Manchester es a largo plazo.