Selección

Colombia debe recuperar a James para pelear en 2017

La Selección necesita sumar 12 puntos de los 18 que tiene en juego el año que viene para clasificar al Mundial. Más que nunca necesita de su capitán para recuperarse.

Colombia debe recuperar a James para pelear en 2017
JUAN MABROMATA AFP

Siente tanto la camiseta que sale en su defensa en un lugar que le resulta incómodo. James sufre pero lo desbordan los nervios. Y pierde ese duelo porque se sale del rol en que el equipo lo necesita. Con la cabeza fría y su zurda caliente con la pelota para que Colombia pueda resolver. 

Frente a Argentina discutió feo con Gabriel Mercado que lo hizo amonestar antes de la media hora. Siguió con el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano que lo advirtió. Pasado de revoluciones y sin contacto con el balón, perdió su poder de influencia. Se quedó por la izquierda, a mucha distancia de Falcao y de Juan Guillermo Cuadrado, el motor de la selección por la derecha. 

El partido reclamaba más juego interior pero el 10 se nubló. Se apegó al plan sin rebeldía. En San Juan lo volvió a perjudicar la falta de asistencia de un esquema que priorizó lo defensivo. Terminó el primer tiempo tan caliente que las cámaras del pasillo hacia los vestuarios lo registraron reclamando más a Zambrano. 

Una vez más Macnelly Torres lo metió en el partido. En el barranquillero encontró descarga y devolución al pie. Se animó a jugar y la Selección amagó con certezas. Pisó el área con una habilitación de Cuadrado pero quedó sin perfil para rematar con la izquierda. 

La pelota quieta le sacó la única sonrisa. Su centro a Falcao que cabeceó con peligro a Sergio Romero fue lo mejor en sus 90 minutos. 

“Desde ya pensamos en marzo”, expresó tras la goleada. Para esa fecha Colombia lo espera en su mejor forma. ¿Seguir en el Rea Madrid en el que a veces juega le conviene? ¿Cambiará de equipo?

Arropado por José Pékerman y por sus compañeros deberá hacer una reflexión profunda para afrontar los 18 puntos en disputa en 2017. Se necesitan 12 para estar en Rusia y el próximo rival es Bolivia para ajustar cuentas en la tabla y diferencia de gol. 

El tiempo es más corto y la Eliminatoria exigirá en lo que resta, el liderazgo desde el juego y no tanto en la protesta. Ahí es donde más rinde. Su recuperación es la prioridad.