América de Cali

Carlos Bejarano: “El grupo no me puede ver decaído”

El arquero del América comentó en diálogo con AS Colombia, que “es mucho lo que sufrí por la jugada del penalti frente al Quindío”. Dijo que lloró, que no durmió.

Carlos Bejarano: “El grupo no me puede ver decaído”
@AmericadeCali

América - Popayán

“La jugada fue de desespero, no tomé la mejor decisión”, reconoce el meta del América, Carlos Bejarano, en relación a la acción en la que derribó al delantero del equipo ‘cafetero’ Damir Ceter, quien un minuto después convirtió el cobro en gol. Transcurría el minuto 88, muy poco tiempo para que los rojos pudieran reaccionar del certero e inesperado golpe que los hizo mover de la primera a la última posición del grupo B. Fue el estupor para los hinchas americanos, quienes súbitamente mutaron de la ilusión al desazón.

“La jugada fue de desespero, no tomé la mejor decisión. Ya cuando uno está tranquilo, reflexiona, pero el hubiéramos no existe. Ya me equivoqué y le pedí excusas a los compañeros, al cuerpo técnico, a la hinchada que se ilusiona y ha creído en mí. Ya es mucho lo que sufrí por esa jugada del penalti, pero esto ya pasó”, comentó el portero antioqueño, quien pese a ello, se mantendrá en la titular para el segundo juego por el cuadrangular, el martes frente al Universitario de Popayán.

La noche después del partido:“Esta es la vida de nosotros los arqueros, he salvado una y mil veces, y nos equivocamos una, y nos fusilan. Nos dolió, lloramos, no dormí esa noche, pero la vida sigue, esto nos tiene que hacer mucho más fuertes, por un error que cometimos, no vamos a dejar de ser buenos en nuestra posición. Ahora tenemos que ser positivos y pensar en lo que se viene”.

Hasta las lágrimas:“Lloré, porque pese a que el equipo no jugó bien, los compañeros hicieron un gran esfuerzo, y es muy doloroso tirarlo todo por una jugada de desespero. Me siento culpable de la tristeza del hincha, los compañeros y el cuerpo técnico. Pero ya hay que levantar cabeza porque seguramente van a venir las alegrías”.

La presión de lograr el objetivo:“América siempre ha tenido presión, aunque ahora en los cuadrangulares es mayor, porque tenemos que ascender. Es lógico que el hincha se preocupe luego de que el equipo haya perdido el primer partido, eso los desinfla un poco, pero nosotros tenemos que pensar en lo que viene”.

Deben renovar el entusiasmo:“Esto hay que levantarlo, se perdió un partido pero faltan cinco. Tenemos que tener una mejor actitud, con más ganas, más hambre. No podemos volver a perder, de ahora en adelante todo debe ser positivo”.

A voltear la página:“El grupo no me puede ver decaído. He hablado con todos mis compañeros, les he dicho que vamos para adelante, que esto apenas está empezando. Lo importante es que el equipo olvide lo que ya pasó y se concentre en lo que viene”.