Santa Fe

Santa Fe tiene un respiro en el calendario, jugaba cada 3.6 días

Por primera vez desde que llegó hace dos meses y medio, Gustavo Costas tiene una semana completa para preparar un partido, sin el desgaste de los viajes.

Santa Fe tiene un descanso en el calendario. Por primera vez desde que llegó Costas, tiene una semana completa para preparar un partido. Venía jugando en promedio un partido cada 3.68 días.

Santa Fe-Tolima en vivo

Desde que Gustavo Costas dirigió su primer partido en su regreso a Santa Fe, el pasado 28 de julio, el equipo bogotano afrontó una seguidilla de partidos desgastante por la gran cantidad de competencias que asumió, que lo llevaron a jugar, en promedio, cada 3.68 días.

Fueron, hasta el pasado domingo, 22 partidos en 81 días, entre Liga, Copa Águila, Copa Sudamericana, Suruga Bank y Recopa Sudamericana. En ese periodo, la única vez que el León tuvo por lo menos un "respiro" de siete días entre un juego y otro, fue cuando viajó a Japón para enfrentar el Kashima Antlers, un viaje en el que se gastó cuatro días en traslados.

Por esta razón, el entrenador argentino insistió tanto desde que llegó en la preparación física, que en diferentes momentos le pasó factura, por las lesiones de varios jugadores. 

"Es así, por lo que queremos nosotros, que juguemos intenso, con presión, corremos mucho, por eso hay que rotar, es inhumano, jugamos casi todo los días, sin contar los viajes. Si no se rota, es imposible que los jugadores puedan mantener el ritmo, a veces la pretemporada te sirve para eso, hay que hacer pretemporada dura cuando se juega tan seguido", manifestó el estratega el mes pasado.

Ahora, con la desilusión de las eliminaciones de Copa Águila y Sudamericana, pero con el camino servido para clasificar a los cuartos de final de la Liga, Santa Fe tiene un alivio en el calendario, tiene más tiempo para recargar baterías, darle continuidad a una idea de juego y corregir los errores tácticos e individuales.  

El dato cambia drásticamente: desde el pasado lunes y en un total de 33 días, Santa Fe solo disputará cuatro partidos, es decir, un juego cada 8.25 días, antes de afrontar la fase decisiva de la Liga si asegura la clasificación.