Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TRAGEDIA PARA EL PRESIDENTE DE LA RFEF

Asesinan a la sobrina de Villar pese a pagar parte del rescate

Lo confirmó el ministro de Exteriores, García-Margallo, en La Brújula (Onda Cero). Su nombre es María Villar Galaz, tenía 39 años y trabajaba en IBM México.

Actualizado a

María Villar, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, que había sido secuestrada el 13 de septiembre, apareció ayer muerta en la localidad mexicana de Toluca, según confirmó el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo.

María Villar tenía 39 años, trabajaba para la empresa IBM en Ciudad de México, donde vivía desde hace más de tres años. Fue secuestrada en el barrio de Santa Fe, un enorme desarrollo urbano de la capital, Ciudad de México, de clases acomodadas.

Desde Nueva York, donde se celebra la Asamblea General de la Naciones Unidas, Margallo explicó en el programa La Brujula de Onda Cero cómo fue el rapto: “Los secuestradores la pillaron en un cajero y llamaron a la familia. Se había pagado la cantidad, aunque inferior a la que pedían, y creíamos que iba a salir sana y salva. Por desgracia no ha sido así”. Los secuestradores recorrieron varias entidades financieras de la ciudad con María Villar intentando sacar dinero con sus tarjetas bancarias.

El cadáver de la víctima española apareció en la localidad de Toluca, a unos 65 kilómetro de la capital de México. El marido y el hijo de Villar, Gorka (exdirector general de la Confederación Sudamericana de Fútbol), junto a dos policías españoles, intentaron negociar para liberarla.

Una vez iban transcurriendo los días y no era liberada, el marido y Gorka recorrieron varias morgues y finalmente encontraron el cadáver en Toluca.

La Embajada española en México confirmó el suceso: “Nuestros servicios de inteligencia están trabajando en el terrible suceso, pero la investigación corresponde a las autoridades mexicanas”, aclaran desde la representación española. La Unidad Antisecuestros de la policía mexicana entró en acción de inmediato, pero no pudo evitar el trágico desenlace de este ‘secuestro express’.

María, de 39 años, trabajaba en IBM en la capital azteca

María Villar Galaz, de 39 años, era una sobrina de Villar. El presidente de la FEF tiene dos hermanos y una hermana, ya fallecida. María trabajaba en la empresa IBM en la capital mexicana, Ciudad de México, donde residía hace más de tres años junto a su marido. Tras hallarse el cadáver en una morgue de Toluca, hasta allí se desplazaron el embajador español, el cónsul adjunto y el agregado de interior. Fuentes de la Federación Española reconocieron ayer la absoluta discreción con la que el presidente Villar ha llevado el asunto, ya que no comunicó nada del secuestro a ninguno de los colaboradores federativos para no interferir en las negociaciones e investigaciones que estaban en marcha, en un modo de actuar que las fuerzas de seguridad aconsejan para este tipo de casos de secuestro.