Selección Colombia

Venezuela al tablero: así juega la Selección de Rafael Dudamel

¿En qué cambió La Vinotinto después de la salida de Sanvicente? ¿Qué mostró en la Copa América? ¿Cuál será su estrategia en el Metro? Perfil y análisis del rival de Colombia.

¿Cómo juega la Selección Venezuela de Rafael Dudamel? Análisis táctico y estratégico del rival de Colombia este jueves en el Metropolitano
Mauricio Alvarado Colprensa

COLOMBIA VS. VENEZUELA EN VIVO

Rafael Dudamel es una mezcla entre Richard Páez y César Farías. Tiene la serenidad y la lírica del primero y la energía y el pragmatismo del segundo.

El exarquero de 43 años, que este jueves cumple cinco meses como técnico de Venezuela, supo extraer lo mejor de los dos seleccionadores más exitosos que ha tenido La Vinotinto para definir su estilo y patentar su huella.

¿A qué juega la Venezuela de Rafael Dudamel? Es la pregunta que todos se hacen a pocas horas del partido contra Colombia, por la Eliminatoria.

La respuesta tiene su fundamento teórico en el ciclo Páez (2001-2007) y en la era Farías (2008-2013).

Luego del infortunado paso de Noel Sanvicente (2014-2016), en el que se perdió la confianza, el protagonismo y evolución de la última década y media, era importante que llegara un entrenador que retomara el camino y volviera a potenciar el talento.

El equilibrio es la clave

Dicen que las cosas se parecen a su dueño y que los equipos están hechos a imagen y semejanza de sus entrenadores.

Dudamel, hombre estructurado que inspira confianza y tranquilidad pero también fortaleza y carácter, presentó en la Copa América Centenario un equipo ordenado en defensa -made in César Farías- y atrevido en ataque -la herencia de Richard Páez-. La combinación perfecta y el equilibrio ideal.

Claro, la excepción que confirma la regla fue la eliminación en cuartos ante Argentina, un partido atípico que nada tuvo que ver con lo que se había hecho en la fase de grupos: victorias 1-0 sobre Jamaica y Uruguay -los mejores 180 minutos del torneo- y empate 1-1 contra México.

¿Cómo juega Venezuela en defensa?

Nueve jugadores conforman el sistema defensivo de Venezuela: el arquero Daniel Hernández, cuatro hombres en defensa, dos volantes de marca (internos) y dos volantes por fuera (externos). Dudamel no tiene problema en hacer doble línea de cuatro. Así lo hizo en la Copa ante Argentina y, seguramente, así lo hará contra Colombia.

La línea del fondo es una mezcla de juventud y experiencia. Roberto Rosales, que solo jugó 98 minutos en USA 2016 porque sufrió la recaída de una lesión, es el lateral derecho. La pareja de centrales la conforman el veterano Oswaldo Vizcarrondo (ex-Once Caldas) y el joven de 23 años Wilker Ángel. La banda izquierda pertenece a Rolf Feltscher, que es más marcador que lateral: en la Copa hizo un buen trabajao en la fase defensiva pero quedó debiendo en la asignatura ofensiva. Igual, se convirtió en la solución a los problemas que tenía el DT en esa posición. Los cinco estarán en Barranquilla.

Después aparecen dos jugadores en primera línea que respaldan el trabajo del cuarteto posterior: Tomás Rincón y Arquímedes Figuera. Son la aduana del medio campo: el filtro ataque-defensa y el puente defensa-ataque. Figuera, el más explosivo de los dos, se encarga de la primera tarea; es un recuperador innato. Rincón, el que más sabe con el balón, es el responsable de la segunda labor; es el capitán y el primer pase de Venezuela. Rincón-Figuera son el complemento perfecto. Ambos jugarán en el Metro.

El operativo lo completan los hombres de los costados, los talentosos que en fase defensiva cumplen funciones tácticas y tareas de marca. En la Copa América fueron Alejandro Guerra (lesionado) y Luis Manuel Seijas (afuera por decisión técnica). Este jueves los llamados a ocupar esas posiciones son Adalberto Peñaranda (por izquierda) y Rómulo Otero o Juan Pablo Añor (por derecha).

El resultado de esa estructura, en la primera ronda de la Copa, fue el arco en cero en los primeros dos encuentros (Jamaica y Uruguay) y un solo gol en contra en el Grupo C (el que le marcó México en la tercera fecha).

¿Cómo juega Venezuela en ataque?

El 4-2-2 fue el módulo que utilizó Dudamel en USA 2016 para desarrollar su estrategia ofensiva. Si bien Tomás Rincón es el encargado de sacar el equipo del fondo y dar el primer pase para iniciar el ataque, son cuatro los hombres encargados de la apertura de campo, la creación de juego, la generación de opciones y la búsqueda de los goles. Seijas, Guerra, Martínez y Rondón integran ese cuarteto en la Copa Centenario. Con la ausencia de los dos primeros y la llegada al 11 ideal de Peñaranda, un jugador con perfil de atacante, el sistema podría cambiar a un 4-3-3 con Josef Martínez y Peñaranda abiertos como extremos y Rondón como centrodelantero. Atrás de ellos: Rincón-Figuera-Otero (Añor) conformando el tres de marca y equilibrio.

Esta Venezuela en función de ataque, versión Dudamel, tuvo una virtud para destacar y un defecto para resaltar en la fase de grupos de Estados Unidos 2016.

Lo positivo fue que siempre empezó los partidos poniendo condiciones, lo que le permitió irse arriba en el marcador y anotar los goles en el primer tiempo. En el complemento le costó más.

Lo negativo es que su ataque fue tan vertiginoso y dinámico que careció de posesión, la tarea pendiente en la era Dudamel. Solo pudo tener la pelota en el debut contra Jamaica. Ante Uruguay y México cedió el manejo del balón, con un 40 % de posesión frente a los charrúas y un 34 % contra los mexicanos. Esta Venezuela recupera la pelota con agresividad, pero la pierde con facilidad.

El gran examen ante Colombia

Esa es la radiografía táctica y estratégica de la Venezuela que enfrentará este jueves a Colombia, un partido clave para llegar a Rusia 2018.

El juego en el Metropolitano es una gran oportunidad para seguir viendo y evaluando la evolución como DT de Rafael Dudamel quien, sin ignorar el legado de Richard Páez y César Farías, está escribiendo una nueva historia y construyendo su propio estilo con base a su experiencia como futbolista, trabajo en la selecciones menores y manejo de grupo. “Es por ti, Venezuela” sigue siendo su lema.