Medellín campeón

Mao: "Me siento con fuerza y con muchas ganas de seguir"

El ídolo aclaró que no piensa en el retiro, que jugar la Copa Libertadores lo seduce y que en el DIM lo acompaña un "ángel diferente" para conseguir títulos. Esta estrella la disfrutó más.

Mao: "Me siento con fuerza y con muchas ganas de seguir"
LUIS EDUARDO NORIEGA EFE

Un abrazo con Marrugo en el primer gol. "Vamos a ser campeones", le dijo al cartagenero al oído. Luego, cuando todo se consumó, las lágrimas brotaron y junto a su hermano David González festejó que bajo su guía su amado 'Poderoso' volvía a coronarse campeón.

Mauricio Molina vivió una noche épica. Un capítulo que solo podía suceder con Medellín, pues el cosmos siempre confabula cada vez que se enfunda en la sagrada roja. "Me siento con un ángel diferente en este club. Tengo suerte para ser campeón acá y eso lo puedo disfrutar hoy con toda la gente", enunció.

Y toda esa gente fue la que propició a través de campañas su regreso, que le dio al DIM el plus que necesitaba para conseguir la sexta estrella. "Me imaginé volver a ser campeón con Medellín, pero no tan rápido. Sucedió de la misma forma que fue en el 2002 porque cuando llegué, en el primer semestre conquisté el título", comentó el paisa.

Convertirse en uno de los jugadores más ganadores con el 'Poderoso' también le infla el pecho. No son muchas las celebraciones de su equipo, pero ya Mao ha podido estar en dos de las más emblemáticas. "Me siento feliz y satisfecho del deber cumplido. Lo hablé con David en el cuarto, le dije que estábamos para ser campeones. Este grupo estaba para lograrlo y lo podemos disfrutar", relató.

Y aunque la estrella del 2002 cortó una larga sequía, para el volante tiene un significado especial convertira los 36 años en el mejor equipo del paísal DIM.

"Un título se disfruta más a esta edad. Le dije a los muchachos en la reunión que tuvimos en la mañana que cuando se van pasando los años y se acerca el retiro, uno se va dando cuenta que los triunfos deportivos es lo único que realmente queda", sentenció.

Molina también analizó lo que fue el torneo y el camino que recorrieron para poder levantar la copa luego de siete años decepciones y mucho trabajo. "Después de mucho sufrimiento y de tener una temporada tan dura pudimos lograr un campeonato que nos merecíamos. Fuimos los mejores durante el 'Todos contra Todos' y después lo ratificamos en las finales", recordó.

Como radiografía de lo que fue el semestre de su regreso, el 20 indicó que desde diferentes escenarios pudo influir en el grupo para abonar el terreno que hoy vio florecer la sexta conquista.

"Humildemente aporté mi grano de arena durante todo el torneo dentro y fuera de la cancha. Cuando me tocó ser titular pude hacer mi aporte con goles. Después tuve la lesión y no tuve mucha participación. Me voy satisfecho por haber aportado mi experiencia a este club y poder ser campeón", señaló.

En medio de la emoción y del llanto que provocó materializar el objetivo de su regreso, Mao soltó una frase que dejó fríos a los hinchas: "Siento que ya me puedo retirar tranquilo". Y aunque sonó a despedida, el volante aclaró que todavía tiene mucho por hacer y que lo seduce volver a estar en una Copa Libertadores.

Y sobre la posibilidad de jugarla, el ídolo manifestó: "Esperemos porque tengo contrato hasta diciembre. Yo me siento con fuerza y con muchas ganas de seguir. Pero eso va a depender de cómo se vaya presentando este año y al final lo vamos a decidir".

Por último, resaltó lo que significó que sus dos hijos y su esposa lo vieran celebrar una década después con el equipo de sus amores. "Ese honor de ser campeón y de pasar a la historia de un club es lo único que uno se lleva. Hoy lo puedo disfrutar y compartir este momento con mi familia. Eso no tiene valor", finalizó el amuleto del 'Poderoso'.