Atlético Nacional

Henríquez: "Tenía que parar, mi carrera estaba en riesgo"

El capitán de Nacional, que padece una tendinitis en la rodilla, habló de su lesión y dijo extrañar la Copa: "No es fácil Huracán, pero hay que ganar todas la llaves para ser campeón".

0
Henríquez: "Tenía que parar, mi carrera estaba en riesgo"
Mauricio Alvarado Colprensa

Un par de jóvenes intentan emular su juego y dar seguridad, pero el capitán es una baja sensible para Atlético Nacional y su ausencia asusta de cara al inicio de los octavos de final de la Copa Libertadores. Él, como nadie, los sabe jugar.

Alexis Henríquez por estos días solo puede hacer dos cosas: Trabajar duro para recuperarse pronto de una tendinitis en la rodilla derecha y aconsejar a sus compañeros, que desde ya se alistan para encarar la primera llave de eliminación directa ante Huracán en Buenos Aires.

Lo primero, lo está haciendo de gran manera. "La recuperación va bien; cumplo la tercera semana fuera. Estoy mejorando día a día para empezar los trabajos de campo lo más rápido posible", dijo el samario con optimismo.

El zaguero, que había sufrido la misma patología al inicio del semestre, manifestó que no le podía dar largas a su situación en medio de los exigentes compromisos del Rey de Copas, pues ponía en riesgo su permanencia junto al balón.

"Quiero estar en todos los partidos, pero no podía tomar más riesgo en mi carrera. Lo mejor era parar (…) había perdido mucha masa muscular, y ese es un problema. Ahora estoy mejor y espero que el dolor vaya desapareciendo", detalló Henríquez.

Y agregó: "Es bastante difícil estar fuera de la Copa, y más por el nivel en el que venía. Pero sentía mucho dolor y molestia en la rodilla. Eso llevó a tomar la decisión de parar porque después podía ser peor".

En sus planes está empezar el próximo fin de semana trabajos de campo para alcanzar a regresar a la competencia en el juego con Atlético Huila (1 de mayo). Sin embargo, su gran meta es poder tener una reaparición triunfal en la Libertadores, pero para eso necesita que sus compañeros superen al 'Globo' en los octavos.

"La Copa no es nada fácil; cualquier rival era difícil y así es Huracán. Espero que el grupo esté a la altura. La ilusión es ganarla y para hacerlo, hay que ganar todas las llaves", dijo el central.

Henríquez está confiado en retomar pronto su nivel gracias al cambio de hábitos que le transformó en los últimos años su cuerpo, su salud y su vida. "El cuerpo asimila diferente las cosas ahora y no tengo grasa. No creo que me vaya a costar el regreso", comentó.

Así que mientras puede actuar y liderar al mejor equipo del certamen continental, el capitán aplaude el trabajo de sus compañeros y los resultados que han obtenido en las dos competiciones.

"El equipo va bien. Ya logramos el primer objetivo con la clasificación en la Copa. Ahora falta la Liga; si ganamos el partido que viene con Cortuluá (sábado 5:00 p.m.), estamos clasificados", señaló el samario, quien valora los 29 puntos conseguidos en el torneo local.

Asimismo, el jugador destacó el trabajo de los centrales Felipe Aguilar y Dávinson Sánchez, sin ocultar que "yo tengo mejor inicio y salida de juego". Les ve talento y cositas por aprender.

"Ellos tienen condiciones. Los veo bien y están haciendo las cosas de buena manera. Son jóvenes, pero con el tiempo irán tomando madurez y experiencia en esta clase de torneos internacionales, que son totalmente diferentes", puntualizó.