Millos arregló el filtro, encontró equilibrio y enderezó el camino

Millonarios

Millos arregló el filtro, encontró equilibrio y enderezó el camino

Millos arregló el filtro, encontró equilibrio y enderezó el camino

David Felipe Rincón

AS Colombia

¿Cómo se dio la transformación del Millonarios que dejó dudas en el arranque y terminó la fase regular con la curva en ascenso? Estas son las claves del repunte azul.

De atrás para adelante y poniendo en juego el invicto como local de 12 fechas, Millonarios recibe este jueves a Envigado en El Campín, en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga Águila.

La sensación que tiene el país futbolístico es que el equipo azul ha mejorado mucho, que se ve bien, que está más equilibrado, que se ve más parejo; que es otro, comparado con esas fechas aciagas en las que se le criticó por jugar mal.

Pero todo tiene su explicación. Esta son las claves del repunte azul: 

-El técnico Ricardo Lunari entendió que el equipo estaba regalado en defensa, que era poco equilibrado y que el sistema que manejaba de 4-2-2-2 no le estaba funcionando. No había filtro y todos los ataques de los rivales terminaban en el arco de Nicolás Vikonis, que fue figura en las primeras fechas. Había que cambiar el módulo y él lo cambió (al 4-3-1-2). Allí parte la transformación del equipo, goleado en Cali, que no obtenía resultados de visitante y que, si bien ganaba o empataba en Bogotá, no convencía.

-Otro hecho importante y trascendental está, paradójicamente, en las lesiones de Fabián Vargas y Federico Insúa en la fecha 10 (clásico con Santa Fe) y Javier Reina en la fecha 12 (en Barranquilla contra Junior). A partir de allí Lunari se vio obligado a hacer algo diferente y a utilizar a jugadores olvidados que ni siquiera eran suplentes, como Rafael Robayo y Omar Vásquez. También fue clave en este punto las permanentes convocatorias a la Selección Sub-20 de Sergio Villarreal, quien era el hombre de confianza del cuerpo técnico como alternativa de marca en la zona de volantes.

-La tristeza y el infortunio de unos fue la alegría y la oportunidad de otros. Sin embargo, esos cambios no dieron resultados tan rápido, porque por ejemplo en el juego frente a Junior en Barranquilla se implementó una primera línea de tres en el medio campo con David Silva, Rafael Robayo y Luis Mosquera, dos enlaces con Mayer Cándelo (en reemplazo de Insúa) y Javier Reina, dejando solo en punta a Fernando Uribe, buscando ese equilibrio que tanto se le había pedido al técnico y que solo unas fechas después empezó a dar sus resultados.

-Robayo regresó al equipo después de cinco fechas de ausencia total en el primer grupo (era un especie de “castigo” a su pésimo remate del año pasado). Pero afortunadamente esa ausencia le sirvió para reflexionar y entender con gran humildad y profesionalismo que tenía que recobrar su nivel y liderazgo. A medida de que pasaron los minutos y los partidos, fue retomando el nivel que alguna vez lo llevó a la Selección y al exterior. Como él mismo lo reconoce, Lunari le encontró un nuevo puesto, una nueva función y allí se siente muy cómodo y destacándose partido a partido. Él es el punto de equilibrio por izquierda en esa línea de tres volantes.

-Después de la derrota frente a Uniautónoma en Barranquilla, en la fecha 13, Millonarios no volvió a perder haciendo la media inglesa, ganando en casa y empatando por fuera. Incluso, el juego contra Santa Fe, que si bien fue en el Campín, para efectos del calendario y de la estadística, ganó de visitante.

-También hay que mencionar el regreso del central Andrés Cadavid, quien se logró recuperar a tiempo para suplir, con seriedad, responsabilidad y liderazgo, las ausencias de Oswaldo Henríquez (por lesión) y Román Torres (por lesiones y convocatorias a la selección panameña). Desde su regreso se ha visto más sólida, más fuerte y con mayor presencia la zona central de la defensa, así en las últimas fechas se haya sacrificado la titularidad del joven Gabriel Díaz, quien tiene que seguir aprendiendo, corrigiendo movimientos y tomando experiencia al lado de los grandes, porque aquí cabe la frase de los “los jóvenes ganan puntos los grandes campeonatos”.

**

Números

En resumen Millonarios hizo 13 puntos de 21 posibles en las últimas siete fechas, consiguió 14 goles y recibió 8.

No pierde en el campeonato hace siete fechas en general y 12 como local. Terminó quinto en la tabla, a un punto del tercero Deportivo Cali y del cuarto Independiente Medellín.

En Neiva: con Atlético Huila 2 - Millonarios 2

En Bogotá: Millonarios 3 - Alianza Petrolera 1

En Montería: Jaguares 3 - Millonarios 3

En Envigado: Envigado 0 - Millonarios 0.

En Bogotá: Millonarios 0 - Nacional 0

En Bogotá: Millonarios 3 - Medellín 1

En Bogotá: Santa Fe 1 - Millonarios 3 

0 Comentarios

Normas Mostrar