América volvió a empatar: 2-2 contra el Quindío

América

América volvió a empatar: 2-2 contra el Quindío

América volvió a empatar: 2-2 contra el Quindío

Colprensa

Los ‘escarlatas’ sumaron seis jornadas sin ganar en el Ascenso y se mantuvieron al margen de los ocho. No pudieron como locales en Buga.

América transpira, por momentos se esfuerza, pero la actitud de los jugadores no parece ser suficiente para suplir sus carencias con el balón, su ineficacia para eludir a los adversarios, para crear sociedades, para convertir clarísimas ocasiones de gol. Sufrieron más de lo necesario frente a un flojísimo Quindío y sumaron un nuevo empate y seis jornadas sin ganar.

América sufre cuando tiene el balón y padece para acertar en la finalización de las jugadas. Turbado, no logra descifrar si es más conveniente acelerar, tocar en corto o lanzar. La bola detenida es el oxígeno para los de Fernando Velasco. Desde el tiro de esquina se levantan las esperanzas de los ‘escarlatas’. Desde ese vía, Tapiero, frente al arco despejó en lugar de acertar el cabezazo (25’), y un par de minutos después, volvió a equivocar el destino de su cabezazo.

Las citadas jugadas refrendaron la debilidad del Quindío para despejar los centros de costado. Ya lo había dejado ver en el minuto 7, cuando Dairin González centró desde la derecha y Feiver Mercado cabeceó desviado.

En la otra área, el conjunto ‘cafetero’ es animoso, con facultades para desequilibrar en espacio reducido y variantes para generar riesgo. Un equipo visiblemente desequilibrado, cándido y que avanza hasta donde el rival se lo permite. En el 17 generaron una ocasión clara de gol, pero su jugador más trajinado, Wilson Carpintero, definió a las manos de John Meneses, quien reapareció en el arco luego de dos meses y aún con contusiones en el borde del ojo izquierdo.

No parece haber mayor rival para América que el mismo América, empinan cualquier terreno llano. Su falta de puntería es su mayor adversario. Tres atacantes: Del Valle, Farías y Mercado para tan poco. Todos fallaron frente al arco.

Les sobró tanta ternura a los atacantes del América frente al arquero Julián Mesa, que el Quindío se atrevió a lanzar el primer golpe. Francisco Navas abrió el marcador, venció de tiro libre a Meneses, quien tocó el balón que ingresó en la parte superior del pórtico americano (53’).

Solo hasta ese momento, América mostró una pasajera reacción. Se lanzaron sin cadenas en busca de la igualdad, y Ayron del Valle recibió un rebote, de espaldas al arco se volteó y venció a Mesa (56’).

Pero América no sabe de gobernar en el campo, lo repite en cada jornada. Es reiterativo en la mala entrega del balón y pasivo para recuperarlo, es parsimonioso, desesperante. En el 72, mientras la defensa del América dormía la siesta, Giovanny López se volteó con lentitud y cruzó el disparó que se metió al palo derecho de un inerme Meneses.

Y como América reacciona tras los golpes, cinco minutos después de la anotación de López, Morantes apareció en el área adversaria, y con el empeine derecho definió al palo izquierdo del arquero quindiano. Gol y de nuevo a la hamaca. Meneses salvó de una nueva anotación de los ‘Cuyabros’, desvió un cabezazo de Carpintero.

América continuó en la novena posición (18 puntos) y el próximo jueves volverá a jugar en Buga, contra Expreso Rojo -juego correspondiente a la séptima fecha-. Mientras que el Quindío sumó su quinto empate y llegó a 14 unidades.

0 Comentarios

Normas Mostrar