Pelota quieta, el punto débil de Atlético Nacional

Atlético Nacional

Pelota quieta, el punto débil de Atlético Nacional

Pelota quieta, el punto débil de Atlético Nacional

AS Colombia

Valencia, Díaz, Palomino y Bocanegra hablaron de ese punto débil y del exigente trabajo que viene haciendo el equipo verde para mejorar en el fútbol aéreo.

"Es horrible la forma como defendimos la pelota detenida". Fue la frase que soltó el técnico Juan Carlos Osorio luego de la caída ante Huila. Y es que a Atlético Nacional le siguen haciendo daño por esta vía y se le convirtió en la asignatura pendiente. Le pasó en la Copa Suramericana 2013 con Sao Paulo, en la Superliga 2015 y en su más reciente actuación en la Liga Águila I-2015.

Pese a que se volvió un tema recurrente, que en un pasado lo habían controlado con la llegada de hombres como Diego Peralta, importante en el fútbol aéreo pero que está recuperación hace varios meses, en el equipo verde no hay preocupación. Son conscientes de que no es un problema exclusivo de Nacional, y trabajan para que suceda con menos frecuencia.

"Si uno mira la fecha colombiana o partidos del fútbol mundial, se ven muchos goles de pelota detenida. Se los hacen a todos. Lo que pasa es que el 'profe' habla públicamente de eso y la gente pone los ojos en Nacional", le dijo Juan David Valencia a AS Colombia.

El jugador verdolaga no desconoce que sea un asunto para prestarle atención, y recuerda que en cada práctica son varios los ejercicios que realizan para evitar que ese fantasma los vuelva a atormentar. "De esa manera nos han marcado en partidos muy importantes (…) Nosotros queremos mejorar y que no nos conviertan más goles así. Vamos a intentar minimizar ese factor", comentó el zurdo.

A Farid Díaz, sin restarle importancia, no le quita el sueño ese tipo de anotaciones. Aún no entiende por qué les marcan continuamente por esa vía, pero le da paz saber que en cada sesión de entrenamiento y en los partidos todos hacen lo posible por no equivocarse en ese aspecto.

"No sé qué pasa. En eso no tengo la respuesta. A veces son descuidos y los rivales también trabajan para ganar. Hay que corregirlo a diario. Lo estamos tratando de mejorar", apuntó el lateral oriundo de Codazzi, quien dejó claro que "cada uno siempre trata de dejar en alto el nombre de Nacional. Confiamos en lo que tenemos y en el rendimiento que podemos lograr".

A puertas del partido con Libertad de Paraguay (19 de febrero), equipo fuerte en el fútbol aéreo, en cuadro verde no para trabajar. Incluso, en los últimos entrenamientos algunos jugadores como Alexis Henríquez, Daniel Bocanegra, Óscar Murillo y Jairo Palomino han dedicado los últimos minutos a mejorar su salto, atando un balón y buscando cabecearlo (foto).

"Ese ejercicio es para mejorar la técnica del cabeceo. Me acuerdo que cuando tenía 9 años en el pueblo (Nechí, Antioquia) teníamos una pelota amarrada igual y eso me dio la buena saltabilidad que tengo", detalló Palomino, quien espera que el equipo se vuelva impasable por arriba y por abajo.

"Queremos seguir trabajando en eso y potencializar el fútbol aéreo en el equipo. Esto es de trabajar y de irle cogiendo la técnica al cabeceo, para evitar los goles en pelota detenida", manifestó el volante de primera línea.

Por último, Daniel Bocanegra reconoce que Nacional le sigue doliendo la pelota quieta y que han fallado al momento de defenderla, pese al esfuerzo del cuerpo técnico y jugadores por corregir esta falencia. "El fútbol aéreo últimamente nos ha dejado derrotas que son difíciles de asimilar. Hay que hacer un esfuerzo enorme en ese tema", dijo el defensa tolimense.

'Boca' recordó que este semestre no han podido trabajar todos los defensas juntos por culpa de las lesiones y señaló que la pelota detenida -en ocasiones- le ha dado alegrías al Verde. "Hemos tenido bajas en la zona defensiva porque hemos estado sin Francisco (Nájera) y Diego (Peralta). Nos queda trabajar para mejorar, aunque a nosotros también nos ha tocado ganar partidos por esa vía", finalizó.

0 Comentarios

Normas Mostrar