NACIÓN

Carlos Ardilla Lülle: quiénes son sus principales herederos y qué pasará con sus negocios

Tras el fallecimiento del reconocido empresario colombiano, sus cuatro hijos serían los principales herederos de las empresas del conglomerado.

0
Carlos Ardilla Lülle: quiénes son sus principales herederos y qué pasará con sus negocios
COLPRENSA COLPRENSA

Durante el pasado viernes 13 de agosto se conoció la noticia sobre el fallecimiento del magnate colombiano, Carlos Ardila Lülle. A lo largo de sus 91 años de vida se encargó de construir uno de los conglomerados industriales más importantes del país y de América Latina, entre sus múltiples negocios se encuentra la embotelladora de gaseosas más grande de Colombia, cadenas de medios de comunicación y uno de los equipos de fútbol más representativos del territorio nacional, Atlético Nacional.

El deceso del empresario bumangués ha significado una duda sobre el futuro de su grupo empresarial y el destino de los bienes que adquirió a lo largo de su carrera. Sobre este asunto, se estima que la fortuna que pasará a un proceso de sucesión está valorada cerca a los 2.200 millones de dólares. Ahora, serán sus hijos los cuatro herederos directos de las diferentes propiedades, activos y empresas que forman parte del conglomerado industrial.

“En mis cuatro hijos está prevista la línea de sucesión de la organización. Son personas juiciosas, han estudiado en algunas de las mejores universidades del mundo y están pendientes de las empresas desde antes de terminar sus carreras. También hay ejecutivos de gran talla, que junto con mis hijos harán un grupo inmejorable”, aseguró Carlos Ardila Lülle en una entrevista que le concedió al periodista Julio Nieto Bernal de la revista Dinero. Estas declaraciones se produjeron en 1997 y fue una de las pocas ocasiones en las que el fallecido inversionista habló sobre el futuro de su herencia.

¿Quiénes son los herederos de la fortuna de Carlos Ardila Lülle?

Ardila se casó con María Eugenia Gaviria, quien se convirtió en la madre de los cuatro hijos del empresario. María Eugenia, María Emma, José Antonio y Carlos Julio, son los hijos del matrimonio entre Gaviria y Ardila. Se conoce que desde hace varios años, los dos varones de la familia ya han empezado a involucrarse directamente con la administración de algunas de las compañías que pertenecen a la organización Ardila Lülle. Se estima que gracias a este grupo económico más de 40.000 familias colombianas han obtenido empleo.

De acuerdo con lo anterior, se conoce que la estructura de la organización tiene una distribución societaria entre los integrantes de la familia. Debido a este hecho, todos los integrantes de la familia Ardila Gaviria tendrían derecho a un porcentaje sobre la fortuna total que ha dejado el hombre que inició la construcción de su empresa en la década de 1950.

Antonio José Ardila y Carlos Julio Ardila al frente de los principales negocios de su padre

Durante la trayectoria de las diferentes compañías que confroman el conglomerado, los varones de la familia Ardila Gaviria han sido los principales interesados en continuar con el legado de su progenitor. Antonio José Ardila, quién desde 2019 se desempeña como embajador de Colombia ante Reino Unido, es egresado de Harvard y tiene un MBA de la Universidad de Miami, él se ha interesado por liderar organizaciones como Postobón, Peldar y la Central Cervecera de Colombia. Se espera que tras finalizar su desempeño en el cargo que Iván Duque le entregó, regrese para ponerse al frente de estas organizaciones.

Por otro lado, Carlos Julio Ardila se ha visto interesado en el emporio de medios de comunicación que su familia ha construido durante más de tres décadas. RCN radio y televisión, La República y Win Sports serían las empresas que podrían quedar bajo las ordenes del Carlos Julio. El interés de este grupo económico por dominar el sector de las comunicaciones se mantendría vigente durante los próximos años.

Entre tanto, se conoce que algunos de los nietos de Ardila Lülle ya han empezado a vincularse con las actividades económicas del grupo familiar y también podrían estar heredando parte de la fortuna de su abuelo. Se espera que el proceso de sucesión no sea complicado, Ardila Lülle sostenía contacto directo con la actualidad de sus negocios y se destaca el orden financiero que tuvo durante toda su vida, algo que permite pensar que el proceso de sucesión ya estaba arreglado desde hace algunos años.