GIRO DE ITALIA

Egan Bernal: "Quiero brindar una alegría a Colombia"

Conmovido por su victoria, el líder del Giro de Italia aseguró que después de todo lo que le pasó valió la pena el esfuerzo y quiere llegar de rosa a Milán.

Vlasov atacó a 800 kilómetros de meta y desde el costado izquierdo de la carretera en gravilla lo observaba atentamente Bernal, que no dudó un instante en lanzarse detrás del ciclista del Astana que no pudo aguantar el impresionante ritmo que puso el colombiano. Con la mirada fija en la meta y concentrado en el objetivo, el del Ineos no cedió y por el contrario logró sacarle 7 segundos a Ciccone que fue el único que intentó alcanzarlo. Al final, una histórica victoria para un Egan que se ratifica como uno de los mejores del mundo.

Egan parece haber superado del todo sus problemas de espalda que lo complicaron durante el año anterior y como manifestó Rigoberto Urán en ESPN, "es un resucitar para él, nadie sabe todo lo que hay que hacer para llegar allá, para mantenerse", y precisamente con esa motivación llegó a este Giro para buscar su segunda grande después de haber conseguido el Tour en 2019 y con inteligencia, madurez y un gran equipo, poco a poco demuestra que sin duda es el favorito para quedarse con la competencia.

"No sabía que había ganado, por eso no levanté los brazos. Sin embargo, vencer en el Giro supone la culminación a todo el esfuerzo y todos los sacrificios. Pasé momentos muy complicados después de mi título en el Tour y de no rendir como se esperaba de mí en 2020, con el añadido de los problemas de espalda", dijo Bernal.

Victoria dedicada a sus compañeros y rutina para la espalda

Como siempre destacó el trabajo de su equipo el Ineos Grenadiers. "Quería hacerlo muy bien hoy, pero no sabía si podía ir por la etapa. Todo es gracias a mis compañeros, tenían mucha confianza en mí. Me dijeron que lo podía hacer y trabajarían para eso, entonces esta victoria es para ellos".

Además se refirió a la rutina que hace para mantenerse en buenas condiciones. "Hago mucho fisio para continuar en óptimas condiciones a lo largo de todo el Giro. A veces noto algo por las mañanas, y en cuanto entro en calor deja de ocurrir".

Egan quiere llegar de rosa a Milán

El colombiano manifestó que tenía todo para ganar la etapa y sueña con mantenerse de rosa hasta el final para darle una alegría al país. "Cuando miré el libro de ruta me dije: 'Ok, 1,6 km de sterrato. Cinco minutos de sufrimiento y basta'. Sabía que debía darlo todo para infligir todo el daño posible". Con la receta del "trabajo diario" pretende "llegar de rosa a Milán": "Quiero brindar una alegría a Colombia".

Finalmente, no pudo evitar las lagrimas de la emoción cuando le dijeron que era el quinto colombiano en ponerse la maglia rosa (Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Esteban Cháves y Fernando Gaviria) y a su cabeza llegaron las dificultades que ha tenido que pasar para estar donde hoy está.

"No lo puedo creer, han pasado muchas cosas para llegar aquí. Falta mucho del Giro, pero creo que esta victoria y tener la camiseta rosa por un día, de verdad que vale la pena todo".