Temas del día Más temas

ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS

Gareca espera un partido difícil ante la Colombia de Rueda

El entrenador de la Selección de Perú analizó las próximas fechas de Eliminatorias, la Copa América y lanzó una crítica a la Superliga.

Ricardo Gareca, entrenador de la Selección de Perú analizó los próximos rivales de Eliminatorias Colombia y Ecuador y lo que será la Copa América
Colombia Colprensa

El seleccionador de Perú, Ricardo Gareca, está contento de que primara la responsabilidad y la consciencia ante el pulso lanzado por los doce poderosos clubes que crearon la Superliga, una iniciativa que, en opinión del técnico argentino, "no podía prosperar por el bien fútbol".

A un día de dar la lista preliminar de convocados para la Copa América, Gareca comentó en una entrevista con Efe que lo primordial ahora para Perú son sus próximos partidos de eliminatorias para Catar 2022 frente a Colombia y Ecuador, donde buscará salir de las últimas posiciones que lo "mortifican".

Pregunta: ¿Qué espera de la próxima Copa América?

Respuesta: Para nosotros la Copa América siempre ha sido fundamental para consolidarnos como grupo, pero antes de esta Copa América están las dos fechas de eliminatorias que para nosotros son fundamentales porque no pudimos arrancar bien. Eso es lo que nos mantiene enfocados en estos momentos.

P: ¿Planea hacer algo similar como en la Copa América Centenario de 2016 donde convocó nuevos jugadores y consolidó el equipo que logró la histórica clasificación para el Mundial de Rusia 2018?

R: En aquel momento no arrancamos bien y hubo demasiados inconvenientes, pero son situaciones distintas. Si bien ahora tampoco hemos arrancado bien, tenemos un grupo conformado y un conocimiento de los jugadores. Las complicación es que, después de estas dos fechas de eliminatorias, viajaremos a Colombia para la Copa América. Eso lleva a que, de pronto, lo que definamos para estas dos fechas va a estar bastante ligado a la Copa América.

P: ¿Ve estas eliminatorias más cuesta arriba que las anteriores donde remontaron hasta clasificarse para la Copa del Mundo?

R: Si bien tenemos tiempo para recuperarnos, esperábamos tener un mejor arranque. Tenemos que reaccionar rápidamente. Tenemos jugadores y experiencia y, si sabemos aprovecharlo, podemos recuperarnos. Lo más importante es salir de las últimas posiciones que son muy incómodas y que nos mortifican. El primer paso antes de ambicionar cualquier cosa es escalar posiciones.

P: ¿Qué Colombia espera encontrar al ser este el primer partido de Reinaldo Rueda en su nueva etapa de seleccionador colombiano?

R: Vamos a esperar a ver la convocatoria. Tenemos experiencia de habernos enfrentado varios partidos con Rueda y sabemos el conocimiento que tiene de su país. Va a ser difícil pero, para nuestra motivación y recuperación, sería muy importante hacer un buen partido ante una selección de la categoría de Colombia.

P: Todo hace indicar que Paolo Guerrero volverá la convocatoria. ¿Qué le ha faltado a la selección sin Guerrero en los últimos meses?

R: Hemos tenido algunas ausencias importantes y algunos inconvenientes. Guerrero es el capitán y está atravesando un momento difícil. Está restablecido de su lesión pero tiene que agarrar continuidad. Veremos quién presenta mayor continuidad. Tenemos delanteros muy importantes. También está (Jefferson) Farfán, (Raúl) Ruidíaz, (Gianluca) Lapadula y el muchacho (Santiago) Ormeño que está en México y está siendo considerado.

P: ¿Cómo tomó la propuesta de la Superliga Europea?

R: No le encontraba sentido. Era una transgresión de quienes rompieron el mercado con contrataciones siderales y planteles que solo pueden pagar determinados clubes, y ahora consideraban que necesitaban más. El Real Madrid es grande por haber enfrentado a toda clase de equipos, no solo a los más grandes, sino a toda la liga española, y habrá perdido campeonatos contra equipos de ínfimo presupuesto pero a los que también hay que ganar en la cancha.

P: ¿Le satisface que no haya prosperado?

R: Estaba fuera de foco. Menos mal que no prosperó y primó la responsabilidad y, sobre todas las cosas, lo esencial, mantener la calma y la consciencia de que esto no podía prosperar por el bien del fútbol.