COLOMBIA

Reforma tributaria: ¿qué es, impuestos directos e indirectos en Colombia y cuándo puede ser aprobada?

El gobierno nacional busca salir, a través de un proyecto de ley, del endeudamiento causado por la emergencia sanitara en Colombia.

0
Presidente de Colombia, Iván Duque
LUISA GONZALEZ REUTERS

El gobierno colombiano busca radicar un proyecto de ley con el objetivo de hacer frente a la crisis económica del país causada por la pandemia. Los programas sociales que cubren a las familias más pobres y vulnerables de Colombia deben estar en consideración de los congresistas a la hora de analizar la viabilidad de este proyecto, debido a la financiación de los programas sociales en el país se hace necesaria la intervención del estado para mantener estas ayudas vigentes durante los próximos años.

La meta de recaudo establecida para esta medida es alcanzar mínimo 25 billones de pesos, esto se logra a través del aumento de impuestos y el número de contribuyentes en la nación.

¿Qué es la reforma tributaria?

En este caso, se trata de un proyecto de ley denominado ‘Reforma Social, solidaria y Sostenible’, tal y como lo aseguró el presidente Iván Duque en los micrófonos de Caracol Radio. Esta medida requiere del aumento de productos que gravan el IVA y, además, incrementar la cantidad de personas naturales contribuyentes del impuesto a la renta.

Por otro lado, las modificaciones que implica la medida tributaria pretenden que los recaudos más altos provengan de quienes tienen mayores ingresos y patrimonio.

¿Cuáles son los impuestos directos e indirectos en Colombia?

Los impuestos directos o personales son aquellos que gravan el patrimonio o la renta de las personas con independencia de su destinación. Por ejemplo, son impuestos directos el impuesto a la renta o el impuesto predial.

Entendido lo anterior, los impuestos indirectos son aquellos que gravan transacciones o actividades que las personas realizan. Por ejemplo, el IVA hace parte del grupo de impuestos indirectos.

¿Cuándo puede ser aprobada la reforma?

El Ministerio de Hacienda radicará el proyecto de ley en el Congreso de la República después de Semana Santa. Posterior a su radicación, los presidentes de Cámara y Senado remitirán a las comisiones económicas la propuesta.

En adición, luego de pasar por instancias de ponencias y debates por comisión, el proyecto será sometido a votación plenaria del congreso para determinar su ejecución. Durante este proceso, la propuesta puede sufrir modificaciones realizadas por cada una de las comisiones correspondientes.

Finalmente, se estima que este proceso se lleve a cabo dentro del periodo legislativo actual, es decir, antes del 20 de junio se debería definir el futuro de la reforma tributaria.