SELECCIÓN COLOMBIA

Cardona y la tristeza de quedar fuera del Mundial de Rusia

El colombiano contó en una charla con Chris Méndez que no haber sido convocado a la Copa Mundo fue lo que peor que le pasó en su carrera deportiva.

Edwin Cardona cuenta que ha sido lo peor que ha pasado en su vida
Edwin Cardona Colprensa

Con 39 partidos con la camiseta de la Selección Colombia de mayores (27 oficiales), Edwin Cardona le contó a Chris Méndez que haberse quedado fuera de la lista de convocados de José Pékerman para el Mundial de Rusia 2018 ha sido, "lo más duro que me ha pasado en mi vida". Tres años después, el jugador de Boca aseguró que aprendió de lo malo y poco a poco se pone a punto para volver a jugar tras superar su lesión.

Cardona se ha perdido partidos importantes como la final de la Libertadores Boca - River de 2018, en Selección también quedó fuera de un Mundial Sub 20 y lo más reciente fue su ausencia en la semifinal del torneo continental más importante de América ante Santos. Pero para el mediocampista de 28 años, no haber estado con la Selección Colombia en Rusia 2018 lo llevó a subir de peso y vivir algunos problemas familiares.

"Cuando vi el primer partido del Mundial, me pasó eso y dejé de creer. Fue un tropiezo, subí como siete kilos y cuando volví a Boca después del Mundial, ver que mis compañeros lo habían jugado, yo no quería saber nada de jugar, no quería escuchar de Dios, tuve problemas con mi familia, me aislé y pensé solo en mi", dijo Edwin.

El jugador, que tiene 5 goles con la Selección mayor, dos de ellos vitales para ayudar a conseguir la clasificación a Rusia (a Bolivia en La Paz para la victoria 2-3 y a Paraguay en Asunción para el 0-1 final) se sintió vacío después de enterarse que no había sido convocado para el máximo torneo a nivel de selecciones en el mundo.

"Lo más duro que me ha pasado en mi vida fue lo del Mundial, me dijeron muchas cosas, confíe en personas que en su momento las consideraba importantes para mi vida y carrera. Cuando recibo la llamada de que no iba para el Mundial. Me habían dado una semana de descanso para estar con mi familia antes de la concentración y era un sábado después de cenar con mis hijos, íbamos en carretera para la casa en Medellín y yo iba manejando cuando recibo la llamada y el carro se fue manejando solo por que sentí un vacío en mi corazón. Cuando llegué a la casa me hice el fuerte", expresó.