BOCA JUNIORS

20 años de la Intercontinental con Bermúdez, Córdoba y Serna

El 28 de noviembre de 2000 en Japón, Boca Juniors, comandando por Carlos Bianchi, venció al Real Madrid en un partido histórico.

0
Jorge Bermúdez en su etapa en Boca Juniors
KAZUHIRO NOGI AFP

Boca Juniors hizo historia. El 28 de noviembre de 2000, el Xeneize venció al Real Madrid en la final de la Copa Intercontinental. Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez y Mauricio Serna se enfrentaron a jugadores de la talla de Iker Casillas, Fernando Hierro, Roberto Carlos, Luis Figo, Raúl y Guti y se quedaron con uno de los títulos más importantes en el fútbol mundial. 

El campeón de la Copa Libertadores venció al ganador de la Champions League en el Estadio Nacional de Tokio, en Japón. Solo tres extranjeros integraban la formación de Carlos Bianchi en la que habían grades jugadores como Juan Román Riquelme y Martín Palermo, los tres eran colombianos y fundamentales en el equipo. Incluso, el Patrón Bermúdez era el capitán del equipo.

Al minuto 3, Martín Palermo abrió el marcador luego de un centro por izquierda de Marcelo Delgado que conectó el goleador histórico de Boca Juniors en el segundo palo. Tres minutos más tarde, el delantero volvió a anotar, pero esta vez luego de un pase filtrado de Juan Román Riquelme y con un remate cruzado venció a Iker Casillas.

Al minuto 12, Roberto Carlos anotó el gol de descuento con un fuerte remate por izquierda luego de un mal rechazo de la defensa argentina. Los Xeneizes supieron defender la ventaja y 78 minutos después lograron coronarse campeones. Ahí, Jorge Bermúdez levantó uno de los trofeos más preciados en la historia del equipo, que tres años después volvería coronarse campeón.

El aporte de los colombianos

Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez y Mauricio Serna lograron convertirse en ídolos de Boca Juniors. Su aporte para conseguir la Copa Intercontinental inició desde la final de la Copa Libertadores donde el arquero atajó un penal en la final y el capitán convirtió el último lanzamiento. En el juego en Tokio, los tres tuvieron también un destacado compromiso. 

"Los jugadores del Real Madrid nos miraban por arriba del hombro en el túnel, como si no estuviéramos ahí. Pero por suerte, a los 15 minutos ya estábamos ahí, 2-0 arriba. Bianchi nos había dicho que cuando nos tomaran en serio, les íbamos a estar ganando y no iban a poder remontar el partido y así fue", recordó hace unos meses el Patrón.