SELECCIÓN COLOMBIA

Aldair Quintana, en planes de Queiroz: Así le hace seguimiento

El arquero de Nacional reveló que tiene contacto permanente con el entrenador de arqueros de la Selección Colombia.

Aunque la pausa en el fútbol por la pandemia trastocó los planes de la Selección Colombia y mantuvo a los equipos confinados, Carlos Queiroz sigue a distancia a los jugadores que han participado en su proyecto, entre ellos al arquero Aldair Quintana, que ya inició su preparación en campo.

El portero de Nacional, que cumple una semana de entrenamientos individuales, confirmó que sigue en los planes del técnico de la Tricolor y que durante este periodo atípico ha mantenido comunicación con el entrenador de porteros irlandés Des McAleenan.

"Tengo contacto con el entrenador de arqueros, con el 'profe' Des. Siempre me pregunta cómo va todo, cómo iniciamos estos entrenamientos. Más que todo me pregunta cómo estoy, cómo me siento. Creo que es importante estar siempre ahí en el radar", contó Quintana.

El tolimense de 25 años expresó en una conferencia de prensa virtual que se enfoca en volver a ser llamado por Queiroz, quien lo tuvo en cuenta en un microciclo de arqueros en mayo de 2019 y lo convocó para los amistosos con Brasil y Venezuela hace casi un año.

"Espero que ahora que vuelva la competencia pueda tener oportunidad, tener minutos y por qué no… seguir siendo parte de este proceso de Selección", sostuvo el guardameta.

Aunque no apareció entre los preconvocados para la Eliminatoria, que no pudo iniciar en marzo por la crisis sanitaria, el cancerbero de 1,95 metros de estatura mantiene presente las palabras que el seleccionador les entregó cuando participó del microciclo con otros arqueros del FPC.

"El 'profe' Queiroz nos dijo que era una oportunidad muy buena, que quería ver a los arqueros que veníamos detrás de David (Ospina)", narró el nacido en Ibagué en su momento.

Quintana admitió que los meses en casa fueron incómodos para los porteros por las limitaciones en su entrenamiento, que de a poco espera que se normalice pese a las restricciones en el protocolo de bioseguridad.

"Ha sido un poco complejo realizar los trabajos de arquero. Son muy específicos y necesitamos de balones, un buen campo y gente que nos patee. Traté en estos meses de hacer lo que más fácil me quedaba en la casa, que era rebotar el balón contra la pared, tratar de simular una caída. Lógicamente no es lo mismo, pero sirvió para estar en buen forma para el regreso que tanto esperábamos", señaló.