LIGA BETPLAY

PF de Nacional: "No podemos entrenar bajo la lógica del fútbol"

Carlos Tabares valoró que los jugadores regresarán a su "hábitat natural", pero le preocupan las limitaciones y el corto tiempo de trabajo grupal que tendrán.

0

El inicio de los entrenamientos individuales dejó distintas sensaciones en Atlético Nacional. Por un lado hay felicidad por volver a pisar campo y lo que generó en los jugadores reencontrarse. Pero también impactó experimentar las restricciones que dicta el protocolo y ver que restan naturalidad a la preparación.

"No podemos entrenar bajo la lógica de este deporte", expresó el preparador físico Carlos Tabares, quien lideró esa primera sesión en Guarne, donde vio motivado al equipo por el "periodo de semáforo", al que denominó así por los cuidados especiales que exige.

Aunque el hecho de regresar fue calificado como positivo, el integrante del staff técnico indicó, de acuerdo con esa experiencia inicial, que "usar seis balones es una limitante. Ni siquiera se puede tener un balón por jugador".

Para el PF, este tipo de entrenamiento tiene una connotación analítica al no permitir la interacción. Pero los llevará con calma para dar pasos en la readaptación, que ve difícil por la manera en la que planificaron las fases en el protocolo: "El tiempo (de trabajo grupal) es muy limitado para poder preparar a un equipo desde el punto de vista colectivo".

Asimismo, Tabares expresó que "este parón de casi cuatro meses es increíble. Yo tengo contabilizado que nuestra última sesión de entrenamiento fue hace 117 días y nuestra competencia, hace 125 días. Completamos 86 sesiones virtuales. ¡Esto es una locura! Pero en realidad vimos a los jugadores muy bien, en muy buenas condiciones".

Balance primer entrenamiento: "Es muy positivo. El solo hecho de volver nuevamente a la presencialidad tienen una connotación desde el punto de vista psicológico, socioafectivo, emotivo y volitivo, y eso se vio reflejado en cada uno de los jugadores. Esa ha sido la primera ganancia de esta sesión. Fue volvernos a mirar a los ojos y ver esa cara de satisfacción de cada uno de los jugadores al poder volver a su hábitat natural, obviamente con todas las restricciones que tiene el protocolo. Estamos muy felices de reiniciar".

El peso de los jugadores: "El tema tiene muchas aristas. Hay muchas acciones que no nos permiten realizar. Dentro del protocolo no está incluir a la especialista nutricional. Por eso no podemos hacer un abordaje para tener valoraciones de inicio. A través de la virtualidad le suministramos herramientas para poder controlar el tema de la corporalidad. Los vi el día de los exámenes de COVID-19. Yo diría que el 99,9 % de nuestro plantel se encuentra en extraordinarias condiciones en su composición corporal".

¿Hay una ventaja por empezar antes?: "No porque no podemos entrenar en situaciones reales de juego ni anticiparnos a esa semana de trabajo grupal por tener algunos días previos a otros equipos. Regresar a nuestra sede deportiva tiene más connotaciones socioafectivas y emotivas por el solo hecho de reunirnos, de esa cohesión de equipo. Eso nos va a favorecer, pero desde el punto de vista deportivo no representa una ventaja".

Preparación para competencia: "Decir cuándo van a estar aptos para volver a competir es algo complejo porque el protocolo nos dice que serán casi cinco semanas, alrededor de 40 días hábiles, de entrenamiento individual. No podemos entrenar bajo la lógica de este deporte. Y eso es lo que realmente prepara al atleta para la competencia. El jugador podrá estar apto desde el punto de vista físico y condicional, pero no desde el futbolístico. Y lastimosamente por temas de rigor, y sin el ánimo de ir en contra, solo vamos a tener una semana de entrenamiento colectivo. Eso para nosotros y para los otros equipos es un tiempo muy limitado para poder preparar a un equipo desde el punto de vista colectivo. Ese periodo tan corto no va a garantizar que los jugadores estén en condiciones óptimas para la calidad del fútbol".

Ejemplo de otros países: "Ya no nos podemos comparar con otras ligas. La Bundesliga, que fue la primera que volvió, solamente paró siete semanas. Nosotros paramos el doble… 17 semanas y media. No es comparable. Sin embargo, el tema de las lesiones se presentó en las tres primeras fechas y la calidad del juego disminuyó notablemente. Hubo un mayor número de faltas, penaltis y de errores no forzados. Bajó la calidad por la falta de tiempo para entrenar colectivo. Ojalá no nos suceda a nosotros y podamos estar en las condiciones óptimas. Vamos a ser muy creativos, muy recursivos para poder preparar a nuestros jugadores de la mejor forma dentro de las limitaciones que tiene el protocolo".

La readaptación: "El tema de la desaptación es nuevo para todos. Y reitero, no nos podemos comparar con lo que ya se obtuvo en Europa porque los tiempos son muy distintitos y las desadaptaciones son mucho más agudas en este continente. Son 17 semanas y media, 125 días desde nuestra última competencia, por lo cual enfrentar este panorama va a ser un reto difícil, pero Nacional tiene las condiciones para poder garantizar la preparación adecuada de sus deportistas. Hay que volverse a adaptar al entorno, al ambiente. Los jugadores hace mucho no tocaban un campo de juego. Adaptarlos a la carga de manera progresiva va a ser muy importante, la utilización del calzado porque hace cuatro meses no usaban los guayos. Hay que ir progresivamente y mejorar su capacidad atlética y aeróbica. Tenemos mucho cuidado con los movimientos, en la cantidad de aceleración, en los frenados, en los cambios de dirección".

Características de las prácticas: "Tenemos tres grupos de entrenamiento. Son diez por sesión, en la última son los arqueros y los jugadores espejo, así los denominó la Dimayor. Los jugadores no pueden interactuar en el campo entre ellos. No se pueden intercambiar de lugares. Hay que hacer una demarcación. Entonces si tienes diez jugadores y solamente puedes entrenar con seis balones, ya entenderán las limitaciones. Son entrenamientos muy analíticos para mejorar la capacidad física, atlética y algunas acciones técnicas. Es volver a reincorporar el tema de los golpeos, una acción ausente".

Las lesiones: "Es muy difícil aventurarse a decir qué es lo que va a pasar porque estamos bajo unas condiciones muy diferentes a las que se presentan en Europa. La limitante del entrenamiento colectivo es un problema que realmente puede afectar en el tema de las lesiones, sin duda. En las ligas que se han reactivado, las lesiones se han incrementado. Vamos a hacer los trabajos con el mayor rigor posible para mitigar y minimizar los riesgos. Ojalá que esa prevalencia de lesiones no la tengamos nosotros. Por eso van a ser muy importantes los temas de las sustituciones y las rotaciones. En Alemania han hecho los cinco cambios en un 88 % de los partidos".