JUAN DAVID PÉREZ

"Nacional tiene el agua por encima de la nariz"

El presidente del club señaló que se vuelve insostenible sin ingresos y ve la crisis cerca ante la incertidumbre por la pandemia.

Afronta una "situación atípica" y no encuentra la fórmula de encontrar alivio, pese a tomar medidas para mantener a flote al club. El presidente Juan David Pérez intenta guiar el barco en aguas desconocidas, pero las cifras que maneja tras un mes sin ingresos presentan un panorama muy complejo para Atlético Nacional.

El dirigente hizo una radiografía de la situación en una conferencia de prensa virtual con los medios que cubren a diario al equipo verde. En esa charla dejó claro que "acá lo más complicado es planear bajo una incertidumbre tan grande como la que estamos afrontando".

Y en ese orden de ideas, el directivo sentenció: "Hay plata que ya no llegó; marzo ya no existe y abril va a ser lo mismo. Los ingresos están en cero y se mantiene una carga. Abril para nosotros es muy complicado, ya el agua la tenemos por encima de la nariz".

Pérez contó que han tomado "medidas de choque" a corto plazo después de evaluar indicadores y ver los impactos de estar sin actividad. Aunque no reveló los detalles más íntimos, en especial en lo relacionado a las rebajas o renuncias al salario, sí detalló que gran parte de los empleados del club salieron a vacaciones y se quedó un grupo mínimo para "subsistir y sortear estos días".

"Este es un equipo que como empresa sus ingresos se han caído prácticamente a cero, mientras que sus costos fijos se mantienen en un 80 %. Esto es bien complicado desde el punto de vista de la sostenibilidad", afirmó el presidente.

De ese dinero que ha dejado de entrar, el directivo detalló: "Nuestros ingresos dependen en gran medida de las taquillas, y vamos a completar 40 días sin partidos de local (…) otro ingreso importante es el tema de patrocinadores, y varios contratos se han suspendido por parte de patrocinadores, a los que entendemos porque también pasan momentos difíciles. Otro ingreso importante tiene que ver con venta de productos oficiales en las Tiendas Verdes".

Medidas y proyecciones

Pérez relató que cuando iniciaba esta coyuntura por la pandemia del COVID-19 adoptaron con todos los colaboradores, entre ellos los jugadores, algunas decisiones para paliar los impactos, pero con noticias como la ampliación de la cuarentena, tema que "apoyan por la protección de todos", las cosas se ponen "más complicadas a mediano y largo plazo".

"Abril era el mes que nos daría para aguantar, pero ya va a ser muy difícil. El 55 % de nuestro ingreso está representado por asistencia al estadio, más temas como la publicidad que se genera el día del partido, patrocinios y venta de productos", sostuvo.

Para empezar a darle manejo, el club suspendió todas las compras no prioritarias y proyectos de modernización tecnológica, big data y en el área de mercadeo. Lo mismo pasó con asesorías, contratos de prestación de servicios y el acompañamiento al fútbol formativo.

"Ha habido todo tipo de contribuciones, rebajas, aplazamientos y todo tipo de acuerdos", reveló Pérez, quien sobre las decisiones salariales dijo: "No me gusta entrar a pronunciarme sobre tema que tienen que ver con la individualidad, no me parece prudente ni respetuoso".

Aunque la transferencia de jugadores, según el dirigente, parece ser el mejor vehículo para "tapar huecos", ese es otro segmento cargado de incertidumbre.

"Esto solo lo soluciona las grandes ventas que se pueden dar en el mercado de verano, pero ¿cuál mercado de verano? ¿Va a haber mercado de verano? ¿Qué liga está preparada para salir a comprar? ¿Cómo estará el tema de los valores que se manejan? Dependerá mucho de cómo se reacomode todo", reflexionó.

Por ahora, los empresarios desaparecieron y el presidente pasó de recibir cerca de 30 llamadas semanales a dos. Entretanto, como un bálsamo para soportar los próximos días llegará el dinero que Conmebol adelantará a los clubes que están en sus competencias. Estaba presupuestado que ingresara en junio, pero los esperan esta semana para "mantenernos en equilibrio este mes".

A modo de conclusión, la máxima cabeza de Nacional comentó que "las medidas que tomamos hace tres semanas se van quedando cortas y hay que estar permanentemente revisando porque cada que pasa una semana sin fútbol es más complicado para la sostenibilidad del club".