Temas del día Más temas

COPA LIBERTADORES

La historia de Bobadilla en Boca: suplencia y triste adiós

El paraguayo regresa al lugar del que partió hace 13 años con un par de títulos, sin protagonismo y una debilitada relación con Russo.

Aldo Bobadilla, técnico del DIM
LUIS EDUARDO NORIEGA A EFE

En 2006 pisó suelo argentino con la ilusión quedarse con el arco que dejaba el 'Pato' Abbondanzieri, transferido al Getafe. Pero el sueño de Aldo Bobadilla, que llegaba de atajar en el Mundial de Alemania y de ser figura del Libertad semifinalista de la Libertadores, se fue diluyendo y terminó viviendo a la sombra de Mauricio Caranta.

Con la apresurada salida de Ricardo La Volpe, el técnico que lo llevó a Boca Juniors, el paraguayo no encontró lugar y fue muy corta su figuración después de haber generado mucha expectativa a su llegada, pues con Miguel Ángel Russo las oportunidades fueron escasas.

Bobadilla, que se cruzará con su exequipo pero como entrenador del Medellín, tiene en su registro como Xeineize 25 partidos disputados con un saldo de 16 victorias, tres empates y seis derrotas. En esos juegos, Boca recibió 28 goles y anotó en 50 oportunidades.

Dentro de esos 2.205 minutos que jugó los más importantes se dieron en el recordado partido contra el Cúcuta de Jorge Luis Bernal, que llegó a acariciar la gloria con un triunfo 3-1 ante su afición sobre el Boca Juniors que finalmente levantó el trofeo de la Libertadores en 2007, de la mano de Russo y con la calidad de Riquelme.

Un doblete del panameño Blas Pérez y un tanto de Rubén Darío Bustos sentenciaron ese duelo, que dejó comprometido al ahora DT del 'Poderoso' en el segundo gol. Pablo Ledesma consiguió el descuento.

Esa noche en el General Santander, el portero guaraní ingresó en el segundo tiempo por una lesión de Caranta. Y no pudo evitar la caída de su escuadra, que finalmente avanzó a la final al darle vuelta a la serie en la Bombonera en un polémico partido que finalizó con un 3-0 en favor de los de Russo.

En ese elenco campeón del continente, además de Román, militaban jugadores como Hugo Ibarra, Clemente Rodríguez, Ever Banega, Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

Sobre su salida de Boca, el diario La Nación, de Argentina, publicó una nota bajo el titular: Bobadilla retiró sus cosas y se fue”. En ella detalla cómo fue el último día del exportero en Casa Amarilla, de donde salió en medio de un silencio y fuera de la luz de los reflectores.

"Enemistado con el DT Miguel Ángel Russo y con algunos de sus compañeros, el arquero rescindirá su vínculo con Boca y buscará otro destino; una versión indicó que Cerro Porteño, de Paraguay, pretende sumarlo", informó ese medio el 12 de junio de 2007.

También contó en ese artículo que, mientras los futbolistas participaban de la práctica y "tras despedirse de los utileros", el paraguayo hizo modificar la ubicación de su carro para "intentar distraer" a la prensa y retirarse “raudamente” del predio xeneize.

Además de ganar la Libertadores, Bobadilla también festejó en el equipo xeneize el título de la Recopa Sudamericana en 2006. Pero su historia terminó sin final feliz, pese a que esos logros alimentan su palmarés. El paraguayo, finalmente, recaló a mediados de ese año precisamente en Independiente Medellín, donde estuvo hasta 2010 y salió campeón para volver una década después como técnico al rivalizar con Russo en la Copa.