TORNEO PREOLÍMPICO

Las virtudes de Uruguay, el último rival de Colombia

La Selección Sub 23 buscará la clasificación a Tokio en la última fecha del cuadrangular. El orden defensivo, entre las características del rival.

Uruguay será el próximo rival de Colombia en el Preolímpico
Uruguay Oficial @Uruguay

La Selección Colombia Sub 23 se jugará la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la última fecha del cuadrangular final que se disputa en Bucaramanga. El rival será Uruguay, que llega vivo, pero con un solo punto a este duelo tras la derrota ante Argentina (3-2) y el empate frente a Brasil (1-1). Varias cosas buenas dejó el equipo dirigido por Gustavo Ferreyra en su última presentación en el Alfonso López, de las cuales tendrá que cuidarse la 'tricolor'.

Presión alta

Gran partido planteó Gustavo Ferreyra frente a los brasileños en la segunda fecha de la fase final. Uno de los factores que sorprendió y complicó al equipo dirigido por André Jardine fue la presión alta de Uruguay sobre la primera línea adversaria.

Desde los primeros minutos, los delanteros de la 'celeste' se fueron encima de los defensores brasileños para impedirles que salieran jugando cómodamente desde atrás y obligándolos a pelotear y dividir la pelota. En algunas jugadas lograron recuperar el balón, pero no pudieron capitalizar con goles.

Doble línea de 4 para tapar espacios

Cuando la presión sobre los defensas de Brasil no surgía efecto, Diego Rossi por derecha y Joaquín Piquerez por izquierda volvían rápidamente para sumarse a Manuel Ugarte y Juan Manuel Sanabria en el mediocampo y formar la doble línea de 4 que al rival le costó penetrar.

Movimientos cortos y coordinados, bloque agrupado y orden defensivo para cerrarle los espacios al equipo de Jardine, que comparado con otras presentaciones en este Preolímpico, no llegó tanto al arco rival, más allá de algunas intervenciones de Ignacio De Arruabarrena, principal responsable en el gol de Brasil tras un cabezazo que ya tenía controlado, pero el balón se le escapó entre las piernas.

Juego aéreo

Esta Selección Sub 23 no se queda atrás en una de las habituales virtudes de los uruguayos. Por esta vía asustaron a Argentina en el inicio del cuadrangular final. Un cabezazo de Matías Arezo inatajable para Facundo Cambeses puso el 3-2 en el Alfonso López, pero no les alcanzó para llegar al empate. El juego aéreo también fue un arma para inquietar al portero brasileño Ivan. Habrá trabajo para Willer Ditta y Eddie Segura en este aspecto.

Rossi, un tercer delantero

Con la posesión del balón, Diego Rossi se convierte en el tercer delantero uruguayo. Parte bien abierto sobre la derecha, por donde ayuda con labores de marca, y traza diagonales hacia el medio para pisar el área y convertirse en otra alternativa ofensiva. También aprovecha su desequilibrio por los costados para llegar a línea de fondo y levantar centros.

Media distancia

Manuel Ugarte y Juan Manuel Sanabria son los volantes de primera línea de Uruguay, pero se turnan para acompañar los ataques, buscar rebotes y sacar provecho de la buena pegada desde fuera del área que tienen. Así ocurrió ante Brasil. La apertura del marcador llegó por medio de Ugarte, que sacó un derechazo con la complicidad del arquero Ivan, que no pudo contener.