LEVANTAMIENTO DE PESAS

Óscar Figueroa se retira: Su legado al deporte colombiano

El pesista vallecaucano anunció este martes su retiro de la actividad deportiva luego de ser campeón nacional, bolivariano, panamericano, mundial y olímpico.

Óscar Figueroa se retira. El campeón olímpico de levantamiento de pesas, tomó la decisión de alejarse de la actividad deportiva luego de varios títulos
AFP AFP

Óscar Figueroa escogió a los Juegos Deportivos Nacionales para anunciar su retiro. Lo hizo este martes en una emotiva rueda de prensa en la que lloró varias veces, recordó sus triunfos y derrotas y prometió no separarse del deporte. Su familia lo acompañó en este momento importante, tanto como sus títulos.

"Me despido de algo que me formó como el hombre que hoy soy. Llevé siempre en alto el nombre de mi Colombia"El futuro parece estar en la dirigencia.

Figueroa nació en Zaragoza, Antioquia, pero por la violencia que azotaba este lugar, su familia tuvo que irse y encontró en Cartago el mejor lugar para comenzar de nuevo. Como cualquier niño, Figueroa practicaba varios deportes y el levantamiento de pesas fue uno de ellos. Entonces su historia en este deporte comenzó pues una de sus profesoras detectó que ahí no era como los demás.

No tardó en ser campeón nacional y sus capacidades comenzaron a conocerse en el país, tanto que solo tres años después de ganar su primer título nacional, ya se preparaba para disputar los Juegos Olímpicos en Atenas. Ahí comenzaron dos carreras más para el pesista, la del aprendizaje y la de la persistencia. 

Por una lesión, solo pudo conseguir el cuarto puesto en Atenas, cuatro años después en los Olímpicos de Pekín tuvo otra grave lesión que le afectó su mano derecha. La tristeza fue superada con más entrenamiento, una operación delicada que salvó su carrera y la cabeza fija en Londres 2012. 

Su disciplina y madurez dieron frutos cuando se colgó la medalla de plata y fue uno de los colombianos que hicieron historia en estas justas en las que el país ganó ocho medallas por primera vez en la historia. Pero Figueroa no quería parar, su entrenamiento se intensificó y Río de Janeiro fue el reto.

En Brasil se convirtió el único medallista de oro que tiene Colombia. Las otras son mujeres (María Isabel Urrutia, Mariana Pajón y Caterine Ibargüen). Figueroa levantó 142 kg en arranque y 176 kg en envión y celebró entre las lágrimas de su entrenador y de toda Colombia.

Estudio y activismo

El pesista vallecaucano de 36 años deja el deporte y también un legado que va más allá de las medallas que consiguió, 28 en total, pues siempre fue un activista que luchó y habló por los derechos de los deportistas. Nunca se quedó callado cuando tuvo que pedir un aumento en los incentivos para los deportistas olímpicos y tampoco cuando tuvo que abogar por los semilleros.

Cuando ganó la medalla de oro en Río de Janeiro dejó a un lado sus zapatillas, lo que en pesas quiere decir que el deportista deja la actividad. Luego explicó que se tomaría dos años para terminar su carrera en Administración de Empresas la cual cursó becado por la Universidad de Cali.

Por sus estudios, Figueroa espera trabajar como dirigente deportivo y estar al tanto de las necesidades de los deportistas desde sus inicios como siempre lo reclamó cuando fue atleta de alto rendimiento. "Es difícil decir adiós, pero le agradezco a mi amigo Óscar Figueroa por todas las alegrías que le dio a este país. Espero seguir trabajando con él en equipo, ahora, desde otro ángulo", dijo Ernesto Lucena, Ministro del Deporte.