FINAL LIGA ÁGUILA FEMENINA

¡América campeón de la Liga Águila Femenina!

El equipo dirigido por Andrés Usme se impuso en el marcador global y es el tercer campeón de la Liga Femenina después de Santa Fe y Huila.

Deportivo Independiente Medellín recibió al América de Cali en la gran final de la Liga Águila Femenina 2019 en el estadio Atanasio Girardot
AS COLOMBIA AS COLOMBIA

¡Fue una final maravillosa! Ni la lluvia pudo aplacar el hambre de las protagonistas que ante 28.263 personas probaron el potencial de la Liga Femenina. En el Atanasio Girardot, donde DIM-Formas Íntimas libró con honor su última batalla en el duelo entre los dos mejores elencos del campeonato, América de Cali se convirtió en campeón al apelar a la táctica después de hacer su tarea en el Pascual.

El juego se desarrolló como la previa lo anunció. Un elenco escarlata abroquelado para proteger su ventaja (2-0), confiado en alguna contra y en la pegada de Catalina Usme, mientras que el DIM trabajó con siete jugadoras en ataque para descontar y así mantener la ilusión de la estrella.

Pero jugarse tanto al ataque le pasó factura al equipo de Carlos Paniagua, que aplicó presión alta y lanzó a sus laterales como la serie lo pendía. Pero atrás pecó ante la calidad de Linda Caicedo, que supo definir de vaselina ante la salida rápida de Sandra Sepúlveda (20').

Aunque Carolina Pineda ganó por momentos el mediocampo, el buen pie del local le permitió descifrar el libreto de las Diablas Rojas. Las atacó con pelotas largas. Y también las sometió sin dejar de construir por pasajes para acercarse al pórtico de Nathalia Giraldo, que fue figura en Medellín.

Un penal de Kelly Caicedo sobre Orianica Velásquez trajo alivio para la escuadra antioqueña cuando el 3-0 ponía distante la hazaña. Laura Aguirre emparejó el compromiso en Medellín (24') para meterlas de nuevo a la pelea a través de una inyección anímica que le hizo ganar profundidad para exigir a Giraldo con un par de atajadas.

Con Geraldine Cardona lo tuvo en un cabezazo, pero terminó en el palo. En otra, Melissa Rivas lo perdió tras una pelota quieta para darle paso a las paradas de Giraldo, una de ellas en una acción de Maireth Pérez. La más espectacular vino ante un remate de Diana Ospina para confirmarse como la mejor arquera del torneo.

El 'Poderoso' se jugó todo en el complemento. Tomó riesgos. Luchó. Ospina echó sobre sus hombros la responsabilidad para contagiar a sus compañeras, que estuvieron a la altura, como también lo estuvo Paniagua con sus cambios para ir por el botín mientras el rival agazapado buscaba en salidas rápidas con Gisela Robledo.

La fuerte lluvia fue en contra del espectáculo, pero las protagonistas no defraudaron. Y fue determinante la inclusión de Paula Botero, Yisela Cuesta y Katherine García para buscar por todas las vías emparejar la historia. A puro amor propio, el Medellín lo trabajó ante un América que intentó sacudirse con el carácter de Usme.

Yisela impuso su potencia para ser la primera en exigir a Giraldo, que sumó otra atajada. Pero Botero estuvo a la altura del reto. Operó como un motor desde su ingreso, pero fue con su golazo que invitó a jugar por completo en el campo escarlata tras poner la serie 3-2 al minuto 69.

Con la cancha en difíciles condiciones, al elenco vallecaucano se le hizo más difícil mantener su solidez defensiva. La media distancia siempre fue una amenaza, lo mismo que la pelota quieta cuando el partido debió jugarse con más ganas que fútbol. Giraldo intervino en un cobro de Ospina. La orden de Andrés Usme fue proteger a toda costa ese gol que valía un título.

Las Diablas, que inscribieron su nombre junto al de Santa Fe y Huila, le dieron manejo al partido en el cierre. Entre los cambios y algunos minutos que ganó su portera, se fue consumiendo la ilusión del local, que mereció mucho más ante su afición y pagó muy caros lo errores que cometió en el Pascual con ese 2-0 que las condenó después de hacer una gran campaña.

Daniela Arias estuvo cerca de emparejar la serie, pero el balón no ingresó. En un tiro libre en tiempo de reposición, lo volvió a intentar el DIM frente a una defensa que aguantó con corazón su fuerte arremetida. Ospina metió la pelota en el área, pero no consiguió lastimar. Y de la mano de los hermanos Usme, junto a las atajadas de Giraldo y la calidad de Linda, América se coronó campeón.