FAMOSOS

Mauro Urquijo cambia los planes de Luna de miel con su esposa

El actor y su pareja trans, María Gabriela Isler, tuvieron que viajar a otro destino debido a los problemas económicos que tuvieron tras su boda.

Mauro Urquijo y su esposa tuvieron que cambiar de planes
Tikitakas La Red Caracol

Mauro Urquijo, reconocida personalidad de la farándula colombiana en los años 90 y que últimamente ha dado de qué hablar por sus múltiples relaciones amorosas, se casó hace un par de semanas en Santa Marta con la modelo y empresaria transexual, la cual conoció hace poco tiempo.

Tras contraer nupcias, los esposos recibieron malas noticias, a sólo horas de celebrar su fiesta en un hotel de la ciudad samaria, debido a que los gastos de su recepción se incrementaron sin pensarlo.

“El hotel nos prestó el servicio de meseros y comida, y lo que pasó es que personas empezaron a pedir a nombre mío en el minibar. Además, se anexaron unas habitaciones de unas personas que habían llegado de afuera y eso fue lo que sumó a la cuenta que nos dio el hotel”, dijo la novia en el programa 'Lo Sé Todo', hace un par de semanas, explicando lo que había ocurrido.

Además, añadió que, para pagar esta deuda de varios millones de pesos, se llevaron la sorpresa de que el dinero que habían recolectado en la lluvia de sobres había desaparecido por lo que el problema fue aún mayor.

Tras varios días del suceso y de quedar a Paz y salvo con esta deuda, Mauro Urquijo y María Gabriela Isler tuvieron que cancelar sus planes de viajar a Italia por lo que su destino fue la Isla de San Andrés.

“Cambiaron de planes, no se fueron para Italia sino para nuestra hermosísima isla” fue la afirmación de Mary Méndez, presentadora del programa La Red, en donde publicaron algunas fotografías que la pareja envió de su viaje.

A pesar de esta información, varios presentadores de la producción tuvieron sus dudas sobre esta luna de miel y de su estadía en San Andrés y Panamá, país que también aseguraron visitar, debido a que en las imágenes solo aparecían en interiores y no en playas o lugares públicos.