LIGA ÁGUILA

Eduardo Lara: "Le perdonamos la vida al América"

El DT del Envigado, destacó la entrega de sus dirigidos durante al partido en el que cayeron 1-0, toda vez la falta de pegada y la desatención en un saque de banda.

0
Eduardo Lara dio sus impresiones de la derrota 1-0 de Envigado ante América.
Eduardo Lara Colprensa

Envigado fue incomodado cuando América los atacó por los costados y permitieron que los locales se subieran en el marcador tras una desatención luego de un saque lateral. Y tras la anotación, el equipo antioqueño no pudo hallar rendijas tras el repliegue de los rivales, y terminaron lamentándose por la falta de finalización de las jugadas durante un primer tiempo en el que el arquero Neto Volpi salvó dos claras ocasiones de gol. Al final del partido, el técnico Eduardo Lara dio sus consideraciones.

Tienen un rumbo definido

“Nos estaban haciendo el 2x1 en un costado y nos terminaban con un centro. Así que tratamos de controlar eso. Lastimosamente, nos llegó el gol en contra y después, América defendió con un buen repliegue y buscaron el contragolpe. Cuando se pierde, uno no puede estar tranquilo. Sin embargo, sabemos hacia dónde vamos. Ahora tenemos que sumar en las dos fechas seguidas que tenemos frente a Rionegro, para volvernos a acomodar en la tabla de posiciones”.

Les faltó la efectividad que tuvo el rival

“Rescato la entrega que tuvo mi grupo. Salimos a buscar el resultado. América encontró el gol y después lo defendió de buena manera. Nosotros tuvimos la oportunidad en el primer tiempo, pero no contamos con la suerte de poder concretar. Les perdonamos la vida en esas oportunidades que tuvimos claras. Desde ese momento, uno sabe que te puede llegar la contra y que si ellos eran efectivos, nos iban a pasar factura. Al menos nos pudimos haber ido con un gol a favor al camerino”.

El parpadeo que les costó el partido

“El saque de banda lo regalamos muy cerca nosotros. Esa pelota la hubiéramos podido sacar mucho más larga. Esa falta de concentración nos costó el gol que nos hizo ir con las manos vacías”.