presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A

Nairo y Egan, a la conquista de la historia

La mítica montaña. La sagrada montaña. Nuestra montaña. Ella fue la que nos hizo vivir una nueva jornada histórica en el Tour de Francia. No sólo por lo que significó para la clasificación general de la competencia sino porque en su ascenso quedó de nuevo grabado el nombre de un colombiano. Un colombiano que hace apenas dos días no tenía opción alguna y hoy vuelve a meterse en una pelea que ha vuelto propia con orgullo, corazón, dolor y victoria.

Nairo Quintana siempre da lecciones que para algunos han sido difíciles de aprender. Si ayer no era un exciclista hoy tampoco ha ganado el Tour. Siempre ha sido el mismo Nairo, el genio de la bicicleta que a veces gana y a veces pierde, el ciclista vigente que corre con prudencia pero también con pasión y el ciclista que quiere cumplir su sueño de niño y algún día ponerse la camiseta amarilla de líder del Tour de Francia.

Primero fue Amnecy Semnoz en el 2013, luego Soulan en el 2018 y ahora el Galibier. Con un ingrediente, la etapa terminó en descenso no como las otras dos que tenían final en alto. Nairo esta ahí.

Egan Bernal. El colombiano mejor ubicado en la general a sólo 1:30 del líder Julián Alaphilippe. Decir que no da una ligera sensación de locura verlo tan cerca sería mentir. Solo 1:30 y con dos etapas decisivas más. Pero el mismo Egan lo dijo, "prefiero no pensar en que estoy peleando un Tour de Francia". Lo mejor será esperar, disfrutarlo y no dejar de soñar.