COPA SUDAMERICANA

Independiente, con la necesidad de salvar el semestre vs Rionegro

Independiente de Avellaneda

Luis Eduardo Noriega A.

EFE

El rival de Águilas Doradas en la Copa Sudamericana tiene la obligación de ganar en su casa para dar vuelta la serie, en la que el cuadro antioqueño llega con la ventaja.

El Club Atlético Independiente es ampliamente conocido por su gran historia en torneos internacionales. Siete títulos de Copa Libertadores, dos Sudamericanas y dos intercontinentales, entre otros laureles, respaldan el apodo de “Rey de Copas”. Sin embargo, hoy no atraviesa un buen momento en lo deportivo ni al interior del plantel.

En la Superliga Argentina, el Rojo hizo una campaña irregular que lo dejó en el séptimo lugar de la tabla, en la zona de clasificados a la Copa Sudamericana 2020. Un “premio de consolación” si se quiere, teniendo en cuenta que tuvo que ver cómo su clásico rival se coronó campeón. Sin embargo, tuvo una nueva oportunidad de optar por el cupo a Copa Libertadores jugando la Copa de la Superliga, pero no pasó de la primera ronda: perdió la serie con Argentinos Juniors luego de caer 3-2 en la cancha del Bicho y empatar 1-1 en el Libertadores de América.

En esta edición de la Copa Sudamericana avanzó a la segunda fase luego de eliminar a Deportivo Binacional de Perú en los dos encuentros de la serie. Fue goleada 4-1 en Avellaneda y victoria 2-1 en Arequipa. Pero lo que parecía ser una levantada en el plano internacional, se vio frenado tras caer 3-2 en Colombia frente a Rionegro Águilas.

A la falta de rendimiento futbolístico y de resultados, se suma la situación interna del plantel. En los últimos días trascendió una incomodidad generalizada por parte de los jugadores hacia el entrenador Ariel Holan, y se lo hicieron saber en una reunión previa al entrenamiento del viernes pasado. La continuidad del estratega está en duda nuevamente, aunque el presidente del club, Hugo Moyano, lo respaldó públicamente.

En medio del panorama turbulento actual de cara al partido de vuelta frente a Rionegro, el cuadro argentino reconoce el valor de los dos goles anotados en Colombia y sabe que una victoria 1-0 en su casa es suficiente para sellar el pase a la siguiente ronda. Por eso Holan le apostaría al ataque desde el arranque con un 4-2-3-1 (aún sin confirmar), con tres volantes ofensivos -Francisco Pizzini, Martín Benítez y Cecilio Domínguez- y un 9 de área -Silvio Romero-.