presentado por
Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Chilena

FÚTBOL

Caso Ospina sigue generando polémica en el fútbol

David Ospina sufre una conmoción cerebral en el encuentro ante el Udinese cuando jugaba con Napoli

CARLO HERMANN

AFP

El caso del arquero colombiano pone en alerta al fútbol mundial sobre cómo se deben tratar las conmociones cerebrales y qué se debe hacer.

David Ospina sufrió un golpe en la cabeza en el encuentro entre Napoli y Udinese por la Serie A. Tras el golpe, el arquero colombiano perdió el conocimiento por algunos segundos y tuvo que ser llevado al hospital de emergencia. El defensor suizo Fabián Schär, por su parte, sufrió un golpe en la cabeza cuando se enfrentaban su selección y Georgia por la clasificación a la Eurocopa. El jugador quedó en el suelo y perdió el conocimiento, sin embargo, siguió jugado el partido.

El diario inglés ‘The Guardian’ habló de los dos casos y criticó la forma cómo se trataron las conmociones cerebrales de los jugadores. Además, resaltó que la Asociación de Fútbol (Football Association - FA) cuenta con un estricto protocolo con respecto a los posibles casos de conmoción cerebral en los jugadores. Sin embargo, la FIFA y la UEFA cuentan con directrices diferentes para estos casos.

Señalan que hay un grave error en los casos en donde hay posibilidad de una conmoción cerebral en algún jugador, ya que son "los médicos de los equipos los que realizan los primeros chequeos como las pruebas de balance y memoria, pero no existe una herramienta que dé un diagnóstico preciso en pocos minutos".

"Desafortunadamente, todas estas redes de seguridad tienen una falla clave: no existe una herramienta de diagnóstico precisa para la conmoción cerebral y la evaluación se determina según el criterio de los médicos que dependen principalmente de los chequeos de balance y memoria potencialmente poco confiables", asegura el medio. 

Para la FA, la regla es que, en caso de que pueda estar sufriendo de una conmoción cerebral, el jugador no debe seguir en el terreno. Sin embargo en el caso de David Ospina y de Fabián Schär, estas recomendaciones no fueron tomadas y los dos jugadores estuvieron en el campo de juego tras haber sufrido golpes en su cabeza.

En el caso de David Ospina, tras ser llevado al hospital los resultados de los exámenes mostraron que sufrió una lesión severa en el cráneo, el jugador no viajó a la concentración de la Selección Colombia y se ha ido recuperando para estar nuevamente a la disposición del técnico italiano Carlo Ancelotti.

Fabián Schär tuvo un caso diferente, ya que tras perder el conocimiento, se paró y siguió jugando. Sin embargo, el reglamento de la UEFA ordena que si un jugador se encuentra con una posible lesión en la cabeza, el árbitro debe tomarse al menos tres minutos para que los médicos del equipo realicen un chequeo y determinen si el futbolista puede o no continuar en el campo de juego.

La universidad de Birmingham ha desarrollado un método en el que, "esperan simplificar la aplicación de los protocolos de conmoción cerebral, realizando una recolección ya sea de saliva, sangre u orina del jugador comparadas con las de jugadores que no están lesionados". El método lo que hace es, "buscar moléculas que actúan como biomarcadores e indican si el cerebro ha sufrido una lesión. Este innovador proceso sigue desarrollándose pero los médicos de la Premier League están a la espera del avance para poder implementarlo en los próximos años".