SUPERLIGA ARGENTINA

Mateo Casierra y su sueño de triunfar en Racing de Avellaneda

Mateo Casierra es nuevo jugador de Racing de Avellaneda, equipo que dirige Eduardo Coudet. El delantero habló de la Selección Colombia y fútbol femenino

Racing de Avellaneda

El delantero nariñense llegó al equipo de Eduardo Coudet y ya fue recibió las primeras convocatorias. Habló con AS de Argentina, Colombia y envió un mensaje al fútbol femenino.

El nombre de Mateo Cassierra no le sonaba familiar a nadie en Argentina, no era pedido por los hinchas, ni mencionado en la avalancha de rumores de transferencias que se da cada inicio de campeonato. El colombiano de 21 años, que militaba en el FC Groningen de Holanda, venía siendo observado desde la secretaría técnica de Racing Club, en cabeza de Diego Milito, y a fines de enero se convirtió en el refuerzo sorpresa de la Academia.

El delantero nacido en Barbacoas (Nariño) aún no ha debutado oficialmente con la camiseta celeste y blanca, pero se destaca en los partidos de la Reserva y ya fue convocado para los encuentros por la Copa Sudamericana frente a Corinthians, en los que estuvo en el banco de suplentes. El joven atacante aguarda pacientemente que “el Chacho” Coudet le levante el pulgar para empezar a demostrar el talento que lo llevó a Europa y que llamó la atención de Milito.

Cassierra habló en exclusiva con AS Colombia sobre sus primeras percepciones del fútbol argentino, las ansias de título en su actual club, las ganas de vestir la Tricolor y su respaldo a las jugadoras de la selección femenina de fútbol.

¿Cómo han sido estas primeras semanas en Argentina?
Este mes ha sido muy bueno. Sé que vengo a una liga muy diferente, muy competitiva, a un gran club y estamos peleando el campeonato. Faltan cuatro partidos y ese es el objetivo. Sabemos que no va a ser fácil, pero las sensaciones son buenas. Estoy tranquilo, trabajando al máximo y dando siempre el cien por ciento.

¿Cómo se dio su llegada a Racing?
Al principio no fue fácil por el tema del tiempo, todo se resolvió en las últimas semanas. Cuando llegué acá tuve que esperar como tres días después de hacerme los exámenes médicos por el tema del papeleo porque venía de Europa, era un poco más complicado, pero todo se dio de la mejor manera. Yo estoy feliz de poder estar acá, todos queremos lograr al final el objetivo de quedar campeón.

¿Qué le ha dicho "el Chacho" Coudet?
Me ha aconsejado mucho, me habla de que tenga muchísima movilidad, que cada balón lo juegue como si fuera el último. Para mí eso es muy bueno porque sé que el fútbol argentino es intenso, muy agresivo, y cada día me estoy acostumbrando mejor y dando todo en los entrenamientos.

En Colombia suele considerarse como un retroceso volver a Suramérica después de haber estado en Europa. ¿Cómo califica su llegada a Argentina?
Pienso que no es un retroceso. Estoy joven, llegué a Europa donde al principio no fue fácil por el tema del idioma y la cultura. Obviamente fue difícil pero después me fui acostumbrando, y cuando te llega una oportunidad como Racing, creo que no la puedes dejar pasar. Sabía que quizás allá no iba a tener chances y acá voy a trabajar para ganarme mi lugar y cuando tenga los minutos, saberlos aprovechar.

¿Qué cree que le ha aportado el fútbol europeo y ahora el argentino?
Cuando uno sale de Colombia y va a Europa, el fútbol es totalmente diferente, es más técnico, se trabaja mucho con balón. El fútbol argentino es muchísimo más físico, más agresivo, sabes que cuando recibes el balón tienes que saber qué hacer y eso uno lo va mejorando con el tiempo. Apenas llevo un mes y la confianza que tengo de parte del cuerpo técnico y de los compañeros ha sido muy buena y cada día me vengo adaptando de la mejor manera.

¿Cómo fue ese primer cambio de Cali a Europa para un jugador tan joven?
Fue un cambio difícil. Me dio mucha alegría, pero sabía que iba a enfrentar un fútbol y una cultura totalmente diferente, un lugar donde quizás no iba a tener ese acercamiento con los compañeros por el tema del idioma. Pero cuando fue pasando el tiempo, me iba sintiendo mucho mejor, se jugaron muchos partidos. Al final se nos escaparon varios títulos, si no hubiéramos regalado algunos puntos, podríamos haber salido campeones. Pero son cosas del fútbol y lo más importante es ahora pensar en el presente y tratar de disfrutar cada día.

¿Cómo fue reencontrarse con sus compañeros del Cali campeón de 2015 y qué le genera que tantos de esa camada de canteranos estén hoy en Argentina?
Me da alegría cuando me encuentro con Rafa, Roa, Fabra, es una amistad muy linda porque jugamos juntos en el Deportivo Cali, logramos ese título que fue difícil después de tanto tiempo, fue una alegría inmensa para toda la gente. Siempre tengo contacto con ellos, cuando quiero algo o necesito algún consejo siempre le pregunto a Borré o a Roa, que llevan más tiempo acá y por la posición se me hace más fácil. Para mí es un orgullo saber que a ellos les está yendo bien y que si yo vengo y hago lo que sé hacer, me va a ir bien también.

¿Ahora que se viene un nuevo proceso de Selección, se ve con posibilidades de ser convocado en algún momento?
Posibilidades siempre va a haber. Sé que primero hay que rendir en el club y luego pensar en la Selección Colombia. Ese es mi sueño, desde chiquito siempre me preparo para eso. Sé que no es fácil, pero trabajando duro se puede lograr.

¿El querer estar en el radar del nuevo DT de la selección tuvo que ver con su llegada a Argentina?
Sí, porque cuando vienes a una liga tan importante como la de Argentina, se te abren muchas puertas y más para la selección. Sé que tengo que trabajar duro, estoy joven y voy a tener muchas oportunidades. Espero comenzar a jugar acá para después tener esa chance de ir.

¿Qué posición tiene sobre el comunicado de jugadores de la Selección respaldando a las jugadoras del combinado femenino?
Da impotencia saber que en las concentraciones se vea algo así porque queda marcado a nivel nacional e internacional. Siempre tiene que haber un respeto del hombre hacia la mujer. Obviamente no estoy de acuerdo con lo que sucedió (las situaciones de acoso hacia las jugadoras), siempre se tiene que querer lo mejor para la mujer.

Se une entonces a esa voz de apoyo
Sí, claro, hoy y siempre me uniría. Es una manera de demostrarle muchísimo apoyo a las compañeras, eso en una concentración no puede pasar.