NBA
Charlotte Hornets CHA

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Orlando Magic ORL

-

San Antonio Spurs SAS

-

Philadelphia 76ers PHI

-

New York Knicks NYK

-

Toronto Raptors TOR

-

Indiana Pacers IND

-

Boston Celtics BOS

-

Phoenix Suns PHX

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Detroit Pistons DET

-

Milwaukee Bucks MIL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Chicago Bulls CHI

-

Brooklyn Nets BKN

-

Houston Rockets HOU

-

Washington Wizards WAS

-

Utah Jazz UTA

-

Golden State Warriors GSW

-

Sacramento Kings SAC

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Portland Trail Blazers POR

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Hoy en As

AMÉRICA

Luis Paz: "De América salí porque no crecía ni engordaba"

El volante Luis Paz es uno de los tres refuerzos que confirmó América esta semana para afrontar la Liga Águila de 2019. El volante viene del Deportes Tolima

Colprensa

El volante está de vuelta, 16 años después y con más "madurez". En diálogo con AS Colombia rememoró sus inicios. Próximamente se graduará como contador público.

Luis Alejandro Paz (8 de septiembre de 1988) dejó de ver el fútbol como una diversión. La actividad que lo motivaba con ansias primarias, se convirtió en su mayor presión sicológica durante una edad en la que todo niño desea sentir la libertad que le genera el correr y la magia que puede experimentar cuando mantiene contacto con el balón.

De América salió a los 14 de edad, por las dificultades en su crecimiento y desarrollo, y este miércoles, luego de debutar en Centauros, continuar en Quindío y jugar las últimas dos temporadas con el vigente campeón del fútbol colombiano, Deportes Tolima, el jugador nacido en Bogotá y criado en Puerto Tejada, Cauca, fue confirmado como refuerzo de los ‘escarlatas’ para la próxima temporada.

En el lapso en el que le abrieron la puerta de salida del América, además, cursó una tecnología y próximamente se graduará como contador público, tras una carrera semipresencial, y que le exigió sacrificar sus descansos y tomar los libros y cuadernos previo a los partidos.

Su llegada al América: "Esperamos estar a la altura de las exigencias y que toda la presión pase a jugar a nuestro favor para que todo fluya con más facilidad. Aunque más que presión lo veo como una exigencia de la hinchada que siempre apoya y quiere ver resultados".

¿Cómo sortea la presión? "La fortaleza mental es fundamental para afrontar todos los momentos de la vida. Eso lo aprendí desde el primer semestre en la universidad, luego de que vi una materia llamada actividad psicológica. En lo futbolístico, vivimos situaciones complicadas con Quindío, cuando estaba disputando lo del descenso, y en Tolima también debimos mantener los pies sobre la tierra cuando tuvimos los grandes momentos".

Sus inicios en América: "Estuve en América desde los 9 y hasta los 14 años y luego pasé a Boca Juniors. De América salí porque no crecía ni engordaba. Mis padres me hacían de todo, me daban a tomar Bienestarina con maní para subir de peso… muchos remedios caseros. Además, me incluyeron en un plan élite con nutricionista, me inyectaban hormonas para el crecimiento, pero nada servía. Mientras que en Boca valoraron más el talento y me dediqué a jugar".

Se fue para volver: "Es la comprobación de que Dios es grande y que escucha los anhelos de nuestros corazones. Ahora llego con más madurez y quizás puedo aportar más de lo que pude hacer si hubiese salido de la cantera".

La mayor enseñanza del ‘'Pecoso' en Quindío: "La honestidad con el fútbol, con el trabajo. Como el mismo dice, 'esto es sí o sí'".

Su falta de continuidad con Tolima: "En el fútbol uno tiene momentos buenos y malos y el técnico asumía que no estaba en un buen momento. Sin embargo, aunque él (Gamero) utilizaba un solo volante 5, en los partidos que me tocó jugar como titular, me fue muy bien. Aprendí mucho de eso y gracias a Dios se vivió ese momento para continuar creciendo en lo personal y lo futbolístico".

Bogotano criado en Cauca: "Mis padres se conocieron en Bogotá y allá nací yo. Luego, porque el frío me hacía mucho daño y mantenía enfermo, mi papá, quien es mecánico y eléctrico, pidió a la empresa que lo trasladara a Cali y yo me crié con mis abuelos en Puerto Tejada".

Sus estudios: "Inicié en Cali con mecatrónica. Hice tres semestres. En Villavicencio estudié electricidad y electrónica durante los dos años que estuve y me gradué. Luego me inscribí para contaduría pública en la Universidad San Martín. Inicié en Armenia y terminé en Ibagué. Estudiaba en las concentraciones y reforzaba en la casa. Los compañeros me decían, 'lucho el contador' y yo les comentaba, 'más adelante yo les voy a quitar la plata a ustedes'.

0 Comentarios

Mostrar