Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El nuevo relato de un náufrago

Actualizado a

El famoso reportaje de Gabriel García Márquez, Relato de un náufrago que estuvo diez días a la deriva… es el marco que encuadra el desperdicio que hizo anoche el Barça de sus talentos. Ni un minuto sin desacierto, se dispuso a ver jugar al Betis, mientras el oleaje de su desolación favorecía a Joaquín y a los suyos hasta convertirse en una prolongación de los deseos de Setién.

Fue un partido tan malo del Barcelona que incluso pareció desconsiderado para su exitoso contrincante. Messi sólo hizo una jugada que responde a su carácter de líder de la estética. Fue en el minuto 12.05, cuando se ocupó del balón con la finura que se le conoce. Después fue engullido por el malestar azulgrana, expuesto como todos a una calificación tan vulgar que ya no podría restaurarse en la segunda parte.

El resto fue silencio y algunas alharacas. El marcador expone lucha e incluso tragedia, pero hubo más bien melodrama. El equipo fue diezmado por su mala cara, y ahí estuvo la expulsión de Rakitic para simbolizarla. El equipo que mezcla ética y estética se refugió en la pasión que asiste al que menos lo representa, Arturo Vidal. Y fue éste el que empujó hacia arriba para remendar los hechos más significativos del desastre de la primera parte. El Barça no sabe jugar en el medio campo, y tampoco en la defensa, de modo que dependió del heroísmo en los últimos pases.

En fin. El Barça fue el Betis, y con eso está explicado el infinito naufragio que sólo disimulan los goles. Si estos se borraran del marcador azulgrana se entendería mejor este nuevo relato de un náufrago.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?