presentado por
Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
  • Serie A
Premier League
Liga Portuguesa
Serie A

'MANGA' ESCOBAR

"Quería salir del Tolima, porque nadie me va a humillar"

"Quería salir del Tolima, porque nadie me va a humillar"

Colprensa

El atacante concedió a AS su primera entrevista tras salir del Tolima. “Al ver que ponían jugadores lesionados por encima de mí, me puse a tomar y llegué mal al entrenamiento”.

Pasan los calendarios y Andrés Ramiro Escobar (14 de mayo de 1991), aunque afortunado por las tantas oportunidades que el fútbol le ha concedido, no ha podido ascender a la cumbre, como se avizoraba cuando hizo su eclosión en el 2010 con el Deportivo Cali. Dinamo de Kiev, Évian, Dallas, Atlético Nacional, Millonarios, Vasco da Gama, Estudiantes de La Plata y recientemente, Deportes Tolima, complementan los clubes en los que ha militado en sus ocho años como futbolista profesional.

Su reciente hecho resonante fue al margen de las canchas. El mandamás del club al que ‘Manga’ perteneció hasta aquella denuncia pública, asegura que el jugador, “se fue a dormir la borrachera en una camilla durante el entrenamiento; le sacamos fotos y se le hizo la prueba de alcoholemia, la cual salió positiva. Él confesó que sí se tomó unos tragos”. Gabriel Camargo también sentenció que acto seguido, se le canceló el contrato al atacante de Puerto Tejada, Cauca, a su turno, dio sus versiones, en diálogo con AS Colombia.

Reconoce su error… "Ha habido un montón de especulaciones que me tienen confundido. Solo sé que he pagado caro todos los errores que he cometido. Lo primordial ahora es no rendirse, seguir adelante y tratar de revertir la situación. Tengo que seguir trabajando, a la espera del próximo desafío. Cometer un error no quita que uno sea una buena persona y un buen empleado. Yo estoy acostumbrado a esto, pero mi familia es la que más sufre”.

¿Por qué habla de especulaciones? “Porque la gente es un poco cruel, no se mide en sus palabras. Por ejemplo, la foto que anda en las redes no fue de ese día. Yo hablé con el presidente del equipo en el que estaba (Gabriel Camargo), porque él todavía me debe mucha plata. Él me pidió que me fuera sin cobrar y que él se encargaba de que nadie supiera yo porqué salí. Yo le dije, ‘si quiere publique todo, pero págueme’. No hubo respeto del presidente hacia el jugador. Ahora, vamos a acudir con un abogado para reclamar todo”.

¿Esa plata es producto del préstamo? “Sí, de la mitad del préstamo. Él me dijo un día, ‘no te voy a pagar porque no estás jugando’. Pero si yo mencionara todo lo que pasa en un camerino de fútbol y con los distintos jugadores, no creerían. Entiendo que cada uno defiende sus intereses. Yo no era jugador del club y no estaba jugando, además, tenía un salario muy alto, entonces, la primera que hiciera, no me la iban a perdonar, como sucedió. Si fuera por eso, tendrían que salir muchos jugadores de muchas instituciones. Hay gente que ha hecho cosas peores, por eso estoy de pie”.

¿El incumplimiento del presidente del Tolima mermó su estado de ánimo? “Lógico. Yo llegué con una expectativa muy alta, aunque para mí no fue fácil ir a un equipo como ese. Fui porque el presidente me prometió muchas cosas. Venía sin jugar, pero de a poco estaba soltando, como ya me había pasado en Millonarios y en Nacional. Me desanimé, porque yo necesito plata, al igual que mi familia. Desde que él me dijo que no me iba a pagar, iniciaron los roces”.

El presidente del Tolima dice que usted se puso a beber, porque estaba aburrido… “Sí, porque en esos equipos se manejan cosas. Hay jugadores que son peores que yo, y se entrenaban mal, pero como pertenecen al club y tienen ofertas de otros clubes, tienen que ponerlos por obligación, para poderlos vender. Al ver una cosa de esas, y que ponían a jugadores lesionados por encima de mí, me puse a tomar y llegué mal al entrenamiento”.

¿Por qué no se ha podido consolidar en los diferentes clubes? “En Millonarios estaba todo perfecto y tomé la decisión de buscar otro rumbo, porque siento que puedo jugar en otro país, sin embargo, a veces no todo es como queremos o uno se encuentra con entrenadores que no gustan de mi fútbol. En Vasco da Gama estuve bien. Allá me deben cuatro meses de salario. Entraron en crisis y me tocó salir. En Estudiantes, todo fue culpa mía, por descuidarme en vacaciones. Me subí de peso y allá no te dan espera. La primera vez que salí del país, fui a Ucrania, con solo 19 años, y sufrí mucho con el idioma, con el clima y no jugaba. Volví al Cali, luego fui a Francia y así me la he pasado el resto de estos años”.

¿Siente que está desaprovechando las oportunidades? “Lógicamente, pero yo no vine a ser humillado por nadie. Quería salir del Tolima, porque nadie me va a humillar. No puedo permitir que un jugador lesionado esté por encima de mí. Hay gente que aguanta porque no tiene para dónde irse. Ninguna persona merece que la humillen, porque el jefe da la orden de quienes deben jugar. El ‘profe’ Gamero es una excelente persona, pero él es un empleado. Él sabe cómo lidiar con el dueño”.

0 Comentarios

Normas Mostrar