presentado por
Competición
  • Europa League

Piatti, entre dos aguas

Entre el Piatti del primer año y el del segundo hay un abismo. Como también lo hubo entre el primer Espanyol de Quique y el que le prosiguió. Como el dilema del huevo y la gallina, no se sabe si el rendimiento individual mejora al colectivo o el rendimiento colectivo es el que hace mejor al jugador. Cada caso es particular e intransferible, como el DNI. En el del argentino lo comprobaremos este año, cuando se espera que con Rubi el equipo se renueve, tenga otras ideas y funcione mejor en ataque. Es un curso para que la versión del argentino se asemeje más a su versión 1.0.

Porque ese es el Piatti que se espera y que se considera útil, en consonancia con su salario y su currículo. Rubi ha pedido un extremo y, teniendo en cuenta que Melendo y Hernán ocupan la derecha, es probable que el futbolista que se contrate sea versátil y pueda jugar en la izquierda. Sería paradójico que Piatti y Hernán empezasen en el banquillo, teniendo en cuenta que son dos de los cinco jugadores con mejores salario de una plantilla en fase de austeridad. Un sinsentido y un lujo que no debería permitirse el club. Para que eso no ocurra, ambos deben dar un paso y ser lo que fueron. No valen regates.

0 Comentarios

Normas Mostrar