No hay penalti a Tucu y Sergi debió ver la roja por el pisotón a Costa

El Celta reclama falta en la jugada del 1-0 (43’). El balón llega desde el córner al corazón del área y Giménez y Hernández saltan a la vez. El jugador del Celta pide falta, pero es difícil distinguir si hay infracción del atlético. Son las interpretaciones que debe hacer el árbitro en un instante.

Amarilla a Saúl (47’). La falta es de amarilla, derriba a un rival para cortar un contragolpe, pero después Alberola no le sacó la segunda por poco, se la jugó Saúl. Ve la tarjeta y luego le va a coger del brazo al árbitro. A la autoridad no le puedes poner la mano encima nunca y en el otro sentido, tampoco. Hay que respetar al árbitro y los jugadores deben tener mucho cuidado con esas acciones.

Tucu reclama penalti de Godín (48’). Es una jugada muy rápida, aunque por la manera de caer del futbolista del Celta, hacia delante, ya parece que no es penalti y, efectivamente, no lo es. Hernández se deja caer.

Amarilla a Aspas (48’). Derriba a Lucas y es justamente amonestado. No debería protestar así al árbitro, porque una tarjeta puede convertirse en dos.

Amarilla a Sergi Gómez (50’). Es una entrada muy fea y brusca a Costa. Es de roja directa. No tiene intención de disputar la pelota y simplemente pisa por detrás.

Correcto Alberola. Tuvo un tramo intenso, pero no perdió el control del partido en ningún momento.

0 Comentarios

Normas Mostrar