Rueda no tiene un plan para Vinicius

Rueda no tiene un plan para Vinicius

Hasta Reinaldo Rueda lo reconoció: Vinicius Junior está más que preparado para jugar más. El domingo fue otra vez el superhéroe vestido en rubronegro que aterrizó en el Barradao para salvar al Flamengo de su último apuro. Un guión que se repitió más de una vez, cuando el chico entró desde el banquillo como la última alternativa del gigante carioca para revolucionar un partido en el que sus veteranos no encontraban una salida. Fue así ante el Fluminense, cuando dio la vuelta a un 1-3 y clasificó al Mengão a la semifinal de la Sudamericana. Fue así contra el Atlético Goianiense, cuando tuvo que entrar para salvar a su club del ridículo ante el colista del Brasileirão. Ante Cruzeiro, Bahía y Ponte Preta también lo arregló. Frente a Coritiba, Grêmio, Palmeiras o Santos, lo intentó, pero nadie está hecho de hierro.

No extraña que el Madrid quiera traerle ya. Es que el Flamengo de Reinaldo Rueda no tiene ni idea de lo qué hacer con Vinicius Junior. No hay un plan definido. No hay una estrategia, una coherencia, un proyecto de ir aumentándole los minutos progresivamente, para que pueda seguir el curso de su desarrollo. Para que pueda aprender a trabajar su talento bestial en un campo de fútbol profesional, de alto nivel. Todo lo contrario. Rueda parece que le tiene en el banquillo casi que obligado. Y sólo le saca cuando hace falta un bombero, un mago, para intentar darle la vuelta a un partido. Mucho que pedir para un chico de 17 años. Que no entra más que bajo la presión brutal de tener que dar la vuelta a partidos complicados. Y muchas veces, lo hace, sin miedo escénico. No extraña que sea el ídolo más joven de la afición más exigente de Brasil.

0 Comentarios

Normas Mostrar