Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Sevilla

Muriel como extremo: La posición que le abrió puertas

El técnico de Sevilla, Eduardo Berizzo, aseguró que podría usar al colombiano por una banda para darle una alternativa al equipo y salir del mal momento.

Actualizado a

No ha sido fácil el inicio de temporada para Luis Fernando Muriel en el Sevilla, el cambio de club y de liga han generado dudas sobre su estado físico y lugar en el equipo. Pero Eduardo Berizzo, técnico del club, sabe de las condiciones del colombiano, lo seguirá esperando y ahora se plantea una nueva opción para usarlo fuera del área.

"Desde ahí puede explotar su potencia, lo ha hecho en su selección y es una alternativa para nosotros", dijo el entrenador argentino sobre la posibilidad de poner al delantero como extremo por izquierda.

Esta posición no es ajena para Muriel, él ya conoce ese puesto y cuando empezó a jugar ahí ofreció una alternativa a sus técnicos. José Pékerman fue quien más lo potenció en ese lugar del campo.

Durante sus inicio el colombiano se mostró como un centro delantero, así debutó en el Deportivo Cali, y luego con la Selección Sub-20 era el hombre de área en el Mundial de 2011 que se realizó en Colombia. Al llegar a Granada cumplió la misma función, en Lecce y Udinese igual, aunque en este último club jugaba constantemente con Antonio Di Natale como compañero de ataque, en ese momento comenzó a mostrar que podía jugar al lado de otro '9'.

Pero fue en Sampdoria cuando rompió el molde. Por sus características como jugador potente, fuerte y con sacrificio, se fue recostando hacia el sector izquierdo. A pesar de jugar con Quagliarella en la delantera, Muriel era quien se movía para generar espacios, buscar asistencias y dar una alternativa al equipo. Así sucedió en los dos años y medio que estuvo con el club de Genoa. 

Con la Selección se dio la consolidación de ese nuevo rol en el campo. Pékerman lo ubicó como un extremo por izquierda, pero además del ataque le entregó labores defensivas, le pidió que cubriera esa banda y entrara al área con su potencia física. 

El partido ante Chile, en Santiago, por las Eliminatorias a Rusia 2018 es el mejor ejemplo de esa nueva posición del colombiano. En aquel encuentro fue la figura, corrió, defendió y asistió a James para marcar el 1-1.

Esa evolución, que le permitió asegurar un lugar en la Sampdria y la Selección, lo alejó del área y su promedio de gol no es el de un goleador típico como puede ser el de Ben Yedder, su compañero en Sevilla. En las última tres temporadas Muriel marcó 24 tantos en 95 partidos, para una media de 0.2.

El técnico Berizzo es consciente de lo que el jugador de 26 años puede entregarle, el club no pasa un buen momento y buscar alternativas tácticas podría ser la solución a la mala racha de partidos que se cortó con la victoria al Cartagena por la Copa Del Rey, donde el colombiano anotó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?