Vi al Cholo fuerte, fresco e identificado con el proyecto

Vi al Cholo fuerte, fresco e identificado con el proyecto

Esperábamos en Gran Vía la llegada del protagonista de El Larguero cuando de lejos vimos venir a un tipo de negro, jersey ajustado y pantalón pitillo a la altura de los tobillos. Como si hubiese entrado en el ropero de su hijo para la cita, quienes lo conocemos lo identificamos rápido, era ese Simeone siempre a la última moda. Saludó como de costumbre, como si hubiésemos estado juntos ayer (llevaba meses sin verlo). “¡Qué pasa papá!” Y pronto empezó lengua a la obra, con su lenguaje apasionado a contestar absolutamente a todo lo que se le preguntaba, a lo que rápido, como un colibrí, encontraba salida.

Le noté feliz por los medios que tiene y le vi fuerte, fresco e identificado con el proyecto. Transmitía ilusión con la evolución que está teniendo el club y por el paso adelante de los Correa, Lucas y Thomas y se le veía satisfecho por la dulce transición que por ahora están llevando los más veteranos.

Noté un Cholo contento y para rato. Dejó muy claro a Diego Costa y Vitolo que su llegada es buena para subir la competitividad, pero que se lo tendrán que ganar en el campo. Sigue con ese don del convencimiento, sumergiéndote en el mundo de la pasión, identidad y compromiso. Cuando escuchas a Simeone te dan ganas de salir a la Gran Vía a hacer unos largos. Reconoció que nunca será un problema para el club y que la renovación es sobre todo en base a ver unos jugadores que creen en su discurso, porque con el Cholo si se cree, se queda.

0 Comentarios

Normas Mostrar