Desastre natural: ¿Qué hace el fútbol por el medio ambiente?

FÚTBOL

Desastre natural: ¿Qué hace el fútbol por el medio ambiente?

Desastre natural: ¿Qué hace el fútbol por el medio ambiente?

Getty Images

La amenaza que vive el Caribe por el Huracán Irma, junto al terremoto que sufrió México en la costa de Chiapas, despierta la alerta frente al aporte que da el fútbol para ser más amigable con el medio ambiente.

El fútbol no es ajeno al cambio climático que azota el planeta, desde el Mundial de Alemania 2006 la FIFA decidió tomar partido en la intención de disminuir los efectos adversos en el ambiente que son producidos por este deporte. Consumo de energía y control de basuras en los estadios, emisiones de dióxido de carbono por los desplazamientos aéreos de cada equipo y el buen uso del agua.

La FIFA y su programa medioambiental

Desde 2006 la FIFA lanzó su programa medioambiental "Football for the Planet", que ofrece alternativas para evitar acciones que atenten contra el medio ambiente. La más importante hasta ahora ha sido la implementación de paneles solares en las cubiertas de los estadios que sirvieron de escenarios para el Mundial de Brasil 2014.

También se reguló el manejo de residuos en colaboración con las cooperativas locales de Brasil que promovieron el reciclaje durante el pasado Mundial. Todas estas iniciativas disminuyen los gastos económicos de los clubes o las Federaciones.

Estadios amigables con el medio ambiente

- Estadio Aviva en Irlanda: Se construyó en 2010 y cuenta con un sistema que permite recolectar el agua de la lluvia para reutilizarla, su estructura externa es transparente y permite que se filtre la luz solar para disminuir el consumo eléctrico dentro del estadio.

- Amsterdam Arena: El estadio donde juega el Ajax tiene 4.200 paneles solares en el techo que sirven para iluminar la cancha en horarios nocturnos, el equipo holandés apuesta por la energía renovable.

- Estadio Nacional Mané Garrincha: Sirvió de escenario para el Mundial 2014, donde Colombia derrotó 2-1 a Costa de Marfil por la fase de grupos. Este estadio ubicado en Brasilia cuenta con un sistema fotovoltaico (transforma la energía solar en eléctrica) que evita el consumo de corriente.

- Morro da Mineira: Aunque no es un estadio, esta cancha ubicada en un favela de Río de Janeiro es hasta ahora la de mayor aporte en cuanto a sostenibilidad con el medio ambiente. Cuenta con unas placas hechas de material reciclado que están debajo de la grama sintética y que se ocupan de transformar la energía que recogen de los movimientos de los jugadores para luego volverla eléctrica y así iluminar la cancha.

Jugadores comprometidos con el planeta

El jugador del Manchester City, Yaya Touré, fue escogido como embajador de Naciones Unidas para la lucha en contra del tráfico de marfil en África y también en 2015 hizo parte de la campaña "Message in the bottle" donde incentivó al buen uso de las bolsas recicladas y sustituir las botellas de plástico para el consumo de agua.

En 2016 cuando se realizó la campaña "La hora del Planeta" varios futbolistas europeos apoyaron a través de sus redes sociales esta iniciativa, entre ellos, el delantero del Bayern Múnich, Robert Lewandoski quien junto a Eden Hazard y Roberto Soldado utilizaron esta frase para solidarizarse por una hora con la Tierra "Apague las luces durante una hora el sábado 19 de marzo por La Hora del Planeta 2016. Únase a mí y a millones de personas y marque un gol por el planeta. Utilice el poder para cambiar el cambio climático. Y vaya más allá de la hora".

Equipos que limpian el ambiente

Los Angeles Galaxy, ST Paulí y Forest Green Rovers, son tres equipos que han apostado por controlar el impacto ambiental y al mismo tiempo descubrir nuevas formas de integrar al fútbol con el entorno social.

- LA Galaxy: bajo la campaña "Protege la cancha" los jugadores e hinchas del club desde marzo de este año han decidido cultivar sus propias verduras, también miel y huevos, que servirán para la dieta de los jugadores.

- ST Pauli: desde 2005 lanzaron la campaña "Viva con agua" que sirvió para llegar con agua potable a varios lugares que carecían del recurso hídrico. Su más reciente aporte se dio con las dos colmenas de abejas que situaron en uno de los balcones del estadio Millerntor para la producción de miel.

- Forest Green Rovers: es el equipo ciento por ciento ecológico a nivel mundial que juega en la cuarta división inglesa. Su presidente, Dale Vince, desde 2010 llegó a implementar energías renovables en el club como los paneles solares en el techo del estadio que aspiran renovar para construirlo en madera. También se implementó una dieta totalmente vegana para los jugadores y reutilizan el agua para los riegos de la cancha y los baños del estadio.

Indumentaria con material reciclado

Las marcas deportivas también han dado una mano en cuanto a la conservación del planeta. La camiseta que utilizó Brasil para el Mundial 2010 fue hecha con botellas de plástico recicladas y procesadas en poliéster. Cada camiseta necesitó de 8 botellas, este diseño también lo utilizaron selecciones como Holanda y Portugal. Todas hechas en Taiwán, uno de los países con mayor compromiso ambiental.

El Real Madrid también se unió a la iniciativa en 2016 junto a la ONG Parley for the Oceans y la marca de su ropa deportiva Adidas, diseñó una camiseta con material reciclado del océano, siendo el plástico el principal elemento.

0 Comentarios

Normas Mostrar