Estás leyendo

Bejarano: “En estos momentos, no valemos un peso”

América de Cali

Bejarano: “En estos momentos, no valemos un peso”

Bejarano: “En estos momentos, no valemos un peso”

Colprensa

El arquero del América se volvió a expresar sobre la situación del equipo, en diálogo con AS Colombia. “También quisiera saber qué es lo que está pasando”, comentó.

Y volvió a impedir que al América le anotaran más goles. Carlos Bejarano, hasta poco antes de que concluyera el clásico frente al Cali, por los cuartos de final de la Copa Águila, le ganó un duelo a Pablo Sabbag. Los ‘escarlatas’ se mostraron aislados del juego durante el primer tiempo, y para la etapa complementaria, le sumaron apenas una mínima dosis de energía. No les alcanzó ni para empatar. En seis jornadas (cuatro de Liga y dos de Copa Águila) apenas han anotado un gol.

“Ninguno sale a la cancha con la mentalidad de no hacer las cosas bien. El que esté en América, sabe que siempre tiene que estar al ciento por ciento. Hoy no lo estamos, pero seguimos confiando”, expresó Carlos Bejarano, en relación al desgano ya recurrente en los americanos.

No levantan cabeza: “Esto no es un accidente. Estamos viviendo un momento bastante maluco, horrible. Somos los únicos que tenemos que sacar esto adelante. En estos momentos, no valemos ni un peso. Nos toca levantar cabeza. El domingo tenemos el partido de nuestras vidas, frente a Alianza Petrolera. No podemos perder y aquí no hay más espera”.

No se vio el efecto luego de sus declaraciones: “Lo que expresé públicamente, se lo hice saber también a mis compañeros. Yo también quisiera saber qué es lo que está pasando. Tenemos que revertir este momento tan feo que estamos viviendo. Aquí ya no nos van a esperar. Tenemos que levantar cabeza”.

Silencio tras la nueva derrota: “Es triste, porque en América solo sirve ganar, y más en un clásico. En el camerino hubo tristeza, pero tenemos que superarlo para el domingo, donde tenemos que ganar sí o sí. El profesor Torres no habló con nosotros luego del partido. Solos nos reunimos e hicimos la oración”.

La mentalidad de sus compañeros: “Yo soy futbolista, no sicólogo. Uno no sabe ,durante el partido, qué está pensando cada uno de los compañeros".

 

0 Comentarios

Normas Mostrar