Selección Colombia

Aragonés y el regreso de España al Nueva Condomina

El partido inaugural del estadio de Murcia tuvo como protagonista a uno de los hombres más influyentes del fútbol español. Colombia jugará por primera vez allí.

0
El partido inaugural del estadio de Murcia tuvo como protagonista a uno de los hombres más influyentes del fútbol español. Colombia jugará por primera vez allí.

90 minutos pueden representar muy poco en la carrera de un hombre que dedicó su vida al fútbol. Sin embargo, la historia de este lugar empieza con la imagen de ese hombre gritando desde el área técnica. Un entrenador al que nunca le interesó caerle bien a todo el mundo y que en los 75 años que estuvo en este planeta marcó tantos lugares como personas. Fue responsable de la transformación reciente del fútbol español, aunque para el momento en el que esto ocurrió eso no estuviera tan claro.

11 de octubre de 2006, inauguración del estadio Nueva Condomina de Murcia. Luis Aragonés era el técnico de Selección de España. Venía de dos derrotas consecutivas frente a Irlanda del Norte (3-2) y Suecia (2-0) que ponían en riesgo la clasificación a la Eurocopa de Austria y Suiza. La primera de esas caídas incluso lo llevó a renunciar, estuvo fuera del cargo por unas horas y se retractó. Así que ahí estaba, una vez más, dispuesto a jugarse el prestigio remanente frente a Argentina en un partido amistoso.

32 años como entrenador, a prueba frente al equipo de Alfio Basile que tampoco llegaba en gran momento. El segundo periodo del Coco en la Albiceleste arrancó con derrota 3-0 ante Brasil en Inglaterra. Se dice que ninguno de los dos técnicos quería que se jugara el partido porque el césped del Nueva Condomina -al que le invirtieron 6 millones de euros en su construcción- lucía muy mal. Nunca hubo un pronunciamiento oficial y los equipos salieron a la cancha a la hora prevista.

“Luis Aragones le dio el brazalete a Xavi y la titularidad a Iniesta, en un partido que era un marrón. Les dijo lo justo, porque como reconoce el último capitán de la española, "nunca pide cosas raras". Así que Luis fue y les pidió que hicieran suya la pelota”, relata la crónica de El País. Fue triunfo 2-1 para España con goles de Xavi (33’) –en su partido 100 con la Selección-, Bilos (35’) y Villa (64’ de penal). Maxi Rodríguez fue víctima de la cancha y tuvo que salir en el minuto 17 con rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Messi estuvo, pero no fue determinante.

“Declaro igual cuando gano que cuando pierdo”, dijo Aragonés después del juego y aún sin convencer a los periodistas. Dos años más tarde se coronaría campeón de la Eurocopa. Contra los pronósticos formó una generación campeona con Xavi, Iniesta, Torres, Ramos, Villa... Fiel a un estilo, a una manera de jugar. El talento al servicio de una revolución que consiguió derrotar a Alemania 1-0 (gol de Torres) en el estadio Ernst Happel de Viena para que España volviera a ser campeón del continente 44 años después.

La Roja regresó al Nueva Condomina en dos ocasiones más, ambas bajo el mando de Vicente del Bosque. La primera, para un partido de Eliminatoria frente a Bosnia que terminó 1-0 con gol de David Villa y, la segunda, para un amistoso ante Polonia que fue goleada 6-0 justo antes de viajar a la Copa de Sudáfrica en la que se coronaron campeones. Un Mundial que Pékerman y Aragonés vivieron como comentaristas de la cadena Al Jazeera, al lado de otros grandes como Wenger, Sacchi y Laudrup. Luis ya se fue, queda claro que 90 minutos siempre cuentan.