¡¡¡Campeon33es!!!

¡¡¡Campeon33es!!!

Los Reyes de España. En la grada del Bernabéu se escucha este cántico en cada partido: “En España, Real, en Europa, Real, en el Mundo, Real, para siempre Real Madrid”. En la primera parte habla de ser el mejor en la piel de toro. Y esa asignatura pendiente había que aprobarla ya. Veníamos de solo una Liga ganada de las ocho últimas y tocaba frenar la hemorragia a lo grande. Y así fue. Con Zinedine Zidane al frente. Un maestro con el balón en los pies que ha trasladado su magia a los banquillos. Al de su Madrid. Su sonrisa ha sido la sonrisa de un líder imperial. El campeón ha ganado más puntos y ha metido más goles fuera de casa que en el Bernabéu. O sea, carácter. Da gusto ver el palmarés del mejor equipo de la historia del fútbol: 33 Ligas, 11 Copas de Europa (la 12ª está en la fase de prelavado), 2 Copas de la UEFA, 3 Intercontinentales, 2 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de Europa, 19 Copas, 9 Supercopas de España y 1 Copa de la Liga. Casi nada al aparato...

Diga 33. Cifra bonita. La edad de Cristo. En las grandes ligas sólo le iguala la Juventus, que precisamente ayer también conquisto su Scudetto número 33. Los dos se han citado en Cardiff. La guerra de los mundos. Este alirón de Málaga será el aperitivo perfecto para afrontar el asalto a la Vecchia Signora. Con la mochila llena pero la ilusión y el hambre del primer día. El Madrid ganó su primera Liga en 1932. Y completa la cuadratura del círculo con esta de 2017 labrada con seis letras bañadas en oro de ley: EQUIPO.

Málaga, chapeau. Ni Míchel ni el Málaga se deben reprochar nada. Compitieron al máximo y dejaron claro que deseaban legitimar la autenticidad de todo lo que se vio en una Rosaleda que estaba salpicada de madridistas por sus cuatro costados. No olviden que esta es la tierra de Juanito y de Hierro, entre otros. Pero Sandro, Camacho y Recio se volcaron con fiereza y eso dio más lustre al alirón. Y eso que Cristiano mató pronto la emoción con un gol supersónico a los 98 segundos de partido. Desmarque fulgurante, pase filtrado del mago Isco, amago con la cadera, Kameni al suelo y gol número 40 del portugués en su año más maduro. Un gol que, además, eleva a 64 el número de partidos consecutivos que llevan los de Zizou viendo puerta. Un dato que marca las diferencias a favor del campeón. Por primera vez marcó gol en todas las jornadas del Campeonato. Al subcampeón, por su parte, no le han pitado un solo penalti en contra en las 38 jornadas celebradas. Casi sabe mejor así...

Keylor, gigante. Tras su operación llegué a dudar de él porque a su regreso no era ni su sombra, pero desde hace dos meses es nuestro salvador. Decisivo en todos los partidos clave de esta recta final. Su paradón a Sandro quedará en la memoria. ¡Keylor, quédate!

Euforia vikinga. Da gusto ver a la afición tan feliz. El alirón número 33 va por Juan Carlos Torres de la Peña ‘El Ferrari Blanco’ de Villafranca de los Caballeros y sus primos mexicanos (Isidro y Marco Antonio), por mi amigo Diego García (ha cumplido 61 años en perfecto estado de forma), por Jesús y Vero de Guadalajara, por César Fraile ‘Cuco’ de Segovia (¡qué grande eres chaval!), Antonio de Navas de San Juan, Quique el banderillero vikingo de Enrique Ponce (insigne madridista) y las peñas Baezana ‘Nido Real’, Castellar, Gibraleón, Somontín, Tíjola 88, Los Molinos de Consuegra y todos los peñistas de Cataluña. ¡Cómo mola ser del Madrid!

0 Comentarios

Normas Mostrar