Mejor no molestar a Messi: los que se fueron por criticarlo

BARCELONA

Mejor no molestar a Messi: los que se fueron por criticarlo

Mejor no molestar a Messi: los que se fueron por criticarlo

GORKA LEIZA

DIARIO AS

La destitución de Gratacós se une a la salida de Faus por opinar y a la marcha de Zubi que arrastró a Puyol tras la crisis de Anoeta en 2015. El psicólogo Valdés, con el que se encaró Leo, ya sólo asiste a Luis Enrique desde entonces.

Con Messi no se juega. Ni siquiera se bromea. La experiencia dice que todo aquel que ha intentado hacerle sombra en los últimos años, quiso variar su hoja de ruta u opinar de manera diferente, no tuvo futuro en el Barça. Se han escrito ríos de tinta sobre que Ibra, Bojan, Villa y hasta Guardiola lo sufrieron en el césped. Pudo ser, aunque Leo lo haya desmentido varias veces. Lo que está claro es que ahora, en poco más de dos años, su poderío ha calado de lleno en la directiva. Faus y Gratacós han sido despedidos por no mimar públicamente a la estrella como hace la mayoría, Óscar Grau está en el punto de mira después de su salida de tono de esta semana (“No sería tan bueno sin Iniesta, Neymar, Piqué…") y Zubizarreta, director deportivo, ya tuvo que salir por la puerta de atrás sólo un día después de la grave crisis de Anoeta en 2014 tras apoyar al cuestionado Luis Enrique.

Aquella derrota ante la Real, en la que Messi y Neymar comenzaron en el banquillo, hizo que Puyol también abandonara su cargo por solidaridad con Zubi, que Bartomeu adelantara las elecciones ante tal caos y que, además, Luis Enrique recibiera un ultimátum y tuviera que suavizar sus formas desde entonces hasta el punto de reconducir su relación tras haberse encarado varias veces con el diez e incluso citarse a solas en el vestuario... El que también salió escaldado de aquel cisma fue el psicólogo Joaquín Valdés pero éste, sin embargo, ha sido arrinconado tras sus choques con el delantero. Ha pasado de dar consejos a toda la plantilla a sólo asesorar al entrenador. Éstas son las víctimas del poder de Messi en el Barça:

1.- Javier Faus (11-12-2013)

El vicepresidente económico del Barcelona, Javier Faus, no entendió que el Barça renovara nuevamente el contrato de Messi, ya que el mismo fue ampliado y mejorado un año antes. En unas declaraciones a 'RAC1' el 11 de diciembre de 2013, Faus recodó tal circunstancia. "No sé por qué tendríamos que hacerlo de nuevo, no tenemos por qué presentar una mejora de contrato cada seis meses. Al señor Messi ya se le renovó el contrato". Faus aseguró, además, que existía "una posibilidad cero" de que el Barça vendiera a Messi. El argentino echó humo tras estas declaraciones y fue contundente nueve días después desde la concentración con Argentina: "El señor Faus es una persona que no sabe nada de fútbol y quiere manejar el Barça como si fuera una empresa, y no lo es. El Barcelona es uno de los equipos más grandes del mundo y debe ser representado por los mejores dirigentes también. Y a parte le recuerdo que ni yo ni nadie de mi entorno pedimos nunca ningún aumento ni renovación y él eso lo sabe muy bien".

Faus no quiso estar en la junta de Bartomeu cuando este ganó las elecciones en 2015. Ni Messi que él siguiera. Antes, en febrero de 2015, 'Sportyou' publicó que Messi se negaba a hacerse una foto con el consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez Pallete, junto al resto de sudamericanos de la plantilla si aparecía también Javier Faus. Faus no posó.

2.- Zubizarreta (7-1-2015)

Zubizarreta fue destituido un día después de la derrota del Barcelona en Anoeta en la que Messi fue suplente. Entonces, el director deportivo dijo de Luis Enrique: "Me gustan entrenadores que se atreven, que toman decisiones y lo que ven y tienen que ejecutar lo ejecutan, al margen de que el resultado vaya peor".

Esas declaraciones no gustaron a Bartomeu, ya que el barcelonismo sólo tenía una cosa clara a esas horas: Luis Enrique se había equivocado sentando a Messi y estaba tensando demasiado la cuerda, ya que un día después, ante la falta del argentino al entrenamiento, solicitó abrirle un expediente disciplinario y luego fue contundente en conferencia de prensa: "No puedes tratar a todos los jugadores igual, pero sí hay que cumplir unas normas". Sin embargo, Zubizarreta también salió por haber involucrado al presidente en la sanción de la FIFA por el 'caso menores'.

3-Gratacós (12-1-2017)

Pere Gratacós, director de Relaciones Institucionales del Barça en la Masia y exjugador del club, minusvaloró el papel de Messi en el equipo en unas declaraciones en la sede de la Federación: “No sería tan bueno sin Iniesta, Neymar, Piqué…”. Horas después fue destituido de su cargo. La decisión fue tomada por el director de Deportes de la entidad, Albert Soler, que asume sus funciones. El propio club lo comunicó a través de una nota oficial dando la siguiente justificación: “Ha expresado públicamente una opinión que no coincide con la de la entidad”.

El Barça ha entendido que sus palabras, en cierto modo, entorpecen la negociación abierta para renovar al argentino, cuyo contrato concluye en junio de 2018, y su destitución es un claro gesto de acercamiento al crack, aunque Gratacós seguirá en el proyecto Masía 360.. Por ahora.

¿El próximo?

El vestuario del Barcelona está que arde contra Óscar Grau, director ejecutivo del club barcelonista. El directivo metió la pata con sus declaraciones esta semana sobre la renovación de Messi y acerca de todo el 'affaire Piqué-árbitros'. "Hay que mantener la cabeza fría y no perder el sentido con la renovación de Messi". Unas declaraciones que luego tuvieron respuesta pública por parte de Luis Suárez: "Hay que renovar a Messi, no tener sentido común". El argentino no ha contestado, aunque en el club ya saben que el vestuario está muy mosqueado.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar