La vida es blanca y bella...

En Dubai también saben de fútbol. Los premios Globe Soccer van adquiriendo cada año un prestigio internacional creciente y, como no podía ser menos, reconocieron los méritos colectivos e individuales del que ha sido sin duda el mejor equipo del año 2016. Ya Occidente se rindió a las excelencias de Cristiano al reconocerle como Mejor Jugador UEFA del Año así como Mejor Deportista Europeo a través de la votación de las 27 agencias de noticias internacionales. Ahora también Oriente Medio rinde pleitesía al más grande. Mientras que desde el otro lado del puente aéreo Luis Enrique se atreve a perderle el respeto de una manera incalificable (llamarle “melón de oro” retrata al autor del desprecio), el mundo entero reconoce los méritos de un futbolista capaz de haberle arrebatado en los cuatro últimos años tres Balones de Oro a Messi... Algunos amigos culés me dicen que el argentino debería estar fuera de concurso. Eso es reconocer en el fondo que el pulso con Cristiano lo está perdiendo de manera irrefutable...

También en Dubai, donde la colonia madridista es creciente, han sabido reconocer los méritos del equipo de Zidane (The Best Team of the Year) y hasta Florentino completa el triplete madridista al ser elegido Mejor Presidente. Sólo ha faltado Zizou en la Pasarela Dubai, pero el marsellés tiene el ego cubierto desde su etapa de futbolista y seguro que habrá visto con buenos ojos que Fernando Santos haya sido reconocido por su obra milagrosa con la Portugal de Cristiano y Pepe. Estos días estoy disfrutando de unas Navidades más blancas que nunca. Los merengues gozan con su maravillosa realidad: campeones del Mundo, campeones de Europa, supercampeones de Europa y Balón de Oro para Cristiano. La vida es blanca y bella...